Estudio de la Cátedra Fundación ICO Pyme

Mejor me quedo pequeño antes que pagar más impuestos

El aumento de la carga fiscal si se incrementa la plantilla frena el crecimiento de las pequeñas empresas.

Investigadores de las universidades de Alcalá de Henares y Murcia buscan respuestas al escaso desarrollo de las pymes españolas.

Mejor me quedo pequeño antes que pagar más impuestos

Hace un año que arrancó la Cátedra Fundación ICO Pyme sobre financiación de las pequeñas empresas en España. Gracias al incentivo del Instituto de Crédito Oficial (ICO), un equipo compuesto por investigadores de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), de la Universidad de Murcia y la colaboración de la Fundación de Estudios Financieros (FEF), trabaja desgranando el panorama empresarial de nuestro país.

El estudio está dirigido por Antonio García Tabuenca, profesor de la UAH, y en él se plantea cubrir una necesidad: la de establecer un instrumento actualizado sobre las pymes españolas para compararlo con países y organizaciones económicas del entorno, “algo que nunca se había planteado”, aseguran los investigadores.

Además, gracias a este proyecto, es posible la obtención de datos a través de encuestas a empresarios, bancos y expertos en pymes. A esto se le añade “la aportación de estadísticas procedentes de fuentes primarias, que, a su vez, pueden ser contrastadas con información extraída de otras fuentes secundarias”, apuntan los investigadores.

El director afirma que “el objetivo principal del trabajo es conocer el porqué del escaso crecimiento de las pymes españolas”. Ya que, desde mediados de los años noventa el numero de micropymes (aquellas que tienen menos de 10 empleados) no ha hecho más que crecer.

“En 1999, el 80% de las empresas eran muy pequeñas, en 2014 lo son el 86%, así que nos preguntamos ¿qué es lo que impide dar el salto a una compañía mayor?”, explica García Tabuenca. Una información necesaria que además ayudará a conocer las debilidades del tejido empresarial.

Primeras conclusiones

Gracias a las encuestas realizadas a 600 empresarios, 15 servicios centrales de bancos, 1.000 sucursales bancarias de cuatro entidades diferentes, entre las que se encuentra Bankia, y otros agentes expertos como sindicatos, patronales o cámaras de comercio, ya se pueden conocer algunas conclusiones.

“Creemos que existen tres umbrales que impiden que una microempresa pase a ser una corporación más grande: el acceso a crédito y las normativas en cuanto a fiscalidad y obligaciones laborales”, señala García Tabuenca.

Modelos de evaluación estándar dificultan el acceso al crédito a pymes totalmente solventes

“Observamos, por ejemplo que una empresa decide no crecer en número de empleados para no hacer frente a un aumento en el impuesto de sociedades o para no tener que complicarse estableciendo un comité de empresa (obligatorio para aquellas con más de 50 trabajadores)”, precisa el director.

Además, los estudios arrojan también otro resultado: la brecha existente a la hora de la concesión de crédito. “Son normas impuestas desde el Banco de España, con modelos estándares que a veces obligan a denegar el préstamo a pymes totalmente solventes”, cuenta.

Por si fuera poco, las investigaciones también van aportando otro tipo de datos, aquellos que se refieren a valores intangibles. En el entorno pyme, muchas veces, el propietario de la compañía no es necesariamente una persona con cultura o formación en el negocio y eso puede arrastrar y limitar las opciones. Por eso, “diferenciamos entre los dueños de empresas y los que tienen un enfoque más empresarial o son más empresarios”, explica.

De momento, los investigadores continúan trabajando en estos y otros aspectos. Por delante queda un año más de investigaciones y análisis. El estudio, que ayudará a conocer las debilidades y fortalezas de las pymes españolas, y a identificar las claves para mejorar la competitividad de este tejido empresarial.

La cátedra está formada por nueve cuadernos, los cuatro primeros pueden ser descargados en la web del programa.

Normas