Las start-up buscan un talento que no encuentran

El 44% de estas empresas cuenta con hasta cinco vacantes en su plantilla debido a este motivo.

Las start-up buscan un talento que no encuentran

Más de la mitad de las start-up españolas reconocen que en el último año han dejado de cubrir algún puesto en sus equipos de trabajo por falta de talento entre los candidatos. Es la principal conclusión a la que llega un reciente estudio elaborado por Telentoscopio, en el que también se establece que el 44% de estas empresas cuenta con hasta cinco vacantes en su plantilla debido a este motivo.

Según esta investigación, los programadores de aplicaciones móviles, los desarrolladores de soluciones big data y los expertos en marketing online son en la actualidad los perfiles más demandados por las start-up españolas a día de hoy.

En concreto, del estudio se desprende que hasta un 31% de estas organizaciones planea incorporar a sus plantillas programadores en 2015 y 2016. Del mismo modo, un 47% asegura que hará lo mismo en lo relativo a la contratación de especialistas en analítica web.

Por su parte, un 27% de las empresas tecnológicas encuestadas dice que contratará personas encargadas de desarrollar su estrategia de marketing digital. En paralelo, tanto los profesionales especializados en el desarrollo de big data como los perfiles orientados al desarrollo de negocios se encuentran entre los profesionales más demandados para el presente año.

En lo que respecta a los puestos que más difíciles de cubrir resultan a las organizaciones, el estudio destaca principalmente aquellos relacionados con la programación de aplicaciones móviles, que calculan en un 25%. Del mismo modo, los desarrolladores de soluciones big data y los profesionales vinculados al análisis de métricas con un perfil de gestión (23%).

Falta de compromiso

Esta investigación también se ha focalizado en tratar los motivos por los que las empresas encuentran dificultades a la hora de cubrir vacantes. Entre los mismos destacan la falta de compromiso personal en el proyecto, la carencia de habilidades técnicas o específicas y las exigencias del candidato en lo relativo al salario.

En este sentido, los responsables del informe lamentan la existencia de estos problemas pues “sin un equipo no hay innovación, ni inversión, ni métricas ni resultados”. Así, para esta organización “si no se define ni se implanta una buena cultura del talento, las personas que trabajan en el proyecto pronto pierden de vista los objetivos y, en consecuencia, muchos de ellos empiezan a buscar fuera”.

Normas