Blogs por Alexis Ortega

Datos para pensar.

Datos para pensar.

Una recesión, como casi todo lo importante en la realidad, es mucho más difícil de definir de lo que parece. Si bien se ha extendido la idea de que dos trimestres consecutivos de caída del PIB es la definición de recesión [1] la verdad es que una recesión es la disminución o pérdida generalizada de la actividad económica de un país o región. Por ello son más las variables que hay que mirar para analizar un periodo de recesión.

En concreto una recesión sería una reducción la producción de bienes y servicios (producción industrial), el consumo (las ventas minoristas), la inversión, el empleo, las expectativas (PMI confianza del consumidor,…). Algunos añaden la inflación (suele bajar durante las recesiones dado que la caída de la demanda de materias primas hace caer sus precios, el desempleo hace que los salarios suban a un ritmo menor) el beneficio de las empresas (con la caída de la actividad se vende menos y caen sus ingresos mientras que los costes – sobretodo salariales- se resisten a caer a la misma velocidad) o las cotizaciones de los índices bursátiles (por la situación de los beneficios de las empresa que cotizan), pero son menos habituales.

Veamos ahora los datos:

Producción industrial

Creciendo al 0,9% interanual encadena en julio lleva casi 8 meses continuados de descensos mensuales (a excepción de junio pasado que creció un 0,9% mensual) y una capacidad utilizada que ha descendido 0,4 puntos hasta los 77,6 y que tras el repunte de noviembre pasado ha caído en 1,4 puntos de manera continuada.

Ventas minoristas

A falta de conocer el IPC de agosto que se publica esta tarde (lo he calculado un 0,0% de incremento mensual) las ventas minoristas reales crecen a tan solo el 1,9% interanual y descendiendo. Las ventas minoristas semestrales marcan claramente una tendencia a la baja desde principios de año. El nivel no es demasiado malo, pero la tendencia es preocupante ya que nos habían avisado que una caída del precio de la gasolina amentaría el poder de compra de los consumidores. Aunque inicialmente fue así (repunte de mediados del 2014), el efecto se está diluyendo y volvemosa una tendencia a la baja en la tasa de crecimiento. El nivel habitual de crecimiento de las ventas minoristas en una economía boyante es del entorno del 4-6% interanual.

Inversión

Los pedidos de bienes duraderos, un habitual buen estimador de la inversión empresarial, está en tasa negativas interanuales desde noviembre (excluyendo el repunte al 3,2% en enero) del año pasado. El epígrafe de transporte suele distorsionar el dato por lo que es más útil hacer un análisis sin tenerlo en cuenta. Pero la situación no varía mucho. Desde enero pasado la tasa de crecimiento de este indicador es negativa y se sitúa en julio en el -2,5% y en términos reales en el -3,8%. Aunque algo mejor que el -4,5% y -5,8% registrado en junio respectivamente.

Algo parecido pasa con los pedidos de fábrica

En ninguno de los dos indicadores se han alcanzado (casi ni siquiera en términos nominales) los niveles de actividad del 2007, salvo la distorsión provocada por un pedido del sector de aviación de julio del año pasado ya que los índices que graficamos es el del total, sin hacer exclusión de los pedidos del sector de transporte.

Empleo

Aquí, a priori, parecen encontrarse los mayores logros. La tasa de paro está en el 5,1% que habitualmente podría considerarse de pleno empleo. Pero esta realidad está distorsionada por una inusual caída (no explicable por los argumentos que esgrime la Reserva Federal) y que nos retrotrae a los niveles existentes a finales de los años 70’s cuando la incorporación femenina al mercado laboral era prácticamente una novedad. Ello hace poco defendible la idea del pleno empleo, pues no se dan las circunstancias habitualmente ligadas a ello: tasa de actividad al alza, altos incrementos salariales, bajos niveles de asistencia en los programas de ayuda alimentaria a la población por parte de las autoridades sociales del país, etc.,…

Todo conoce mi opinión a este respecto y se puede consultar otras entradas de este blog para comprobar lo poco que la realidad inventada se parece a la realidad con mayúsculas.

Solo quiero hablar de los programas de ayuda alimentaria en los EE.UU. y lo resalto pues es sintomático de las “recuperaciones” que no lo son tanto (solo burbujas) a las que hemos asistido desde el año 2.000 y que ahondan en la desigualdad de riqueza y que puede estar detrás de mucho de los problemas estructurales que aquejan a economía americana (y occidentales) y que no se resuelven con Política Monetaria.

Expectativas

Sector manufacturero. El nivel registrado del Empire State index en agosto es el peor desde abril de 2009. Cualquier número positivo indica una mejora de las condiciones, mientras que el negativo refleja un empeoramiento de las mismas. Pero no sólo es malo el dato general, el componente de nuevos pedidos ha caído a -15,7 desde el -3,5 del mes anterior, registrando así su nivel más bajo desde noviembre de 2010, y el índice de envíos se ha hundido hasta -13,8 desde el 7,9 previo. Por su parte, el de inventarios ha caído a -17,3 desde -8,5. Frente a ello, curiosamente, el índice para la futura actividad empresarial, a seis meses vista, ha subido siete puntos, hasta los 33,6 desde los 27,0 anteriores.

El dato del ISM manufacturero se situó en los 51,1 puntos en agosto, frente a los 52,5 que esperaba el mercado y los 52,7 puntos de julio. La lectura del pasado mes suponen mínimos de mayo de 2012. El índice se redujo por segundo mes consecutivo, pero se mantuvo por encima de 50. Una lectura por debajo de ese nivel indica que la actividad manufacturera está en contracción. Algunos fabricantes de EEUU acusaron la revalorización del dólar en los últimos meses. Un dólar fuerte perjudica sus negocios en el extranjero, por lo que hay el temor de que el índice perfore a la baja la barrera de los 50 puntos en el futuro cercano.

Consumidores. Aquí debemos mirar a los índices de confianza del consumidor que elaboran el Conference Board y la Universidad de Michigan. Ambos indicadores de confianza se encuentran en sus niveles de media histórica. Han llegado a estar del orden del 10% por encima de su media y observamos el mismo patrón que en otros indicadores analizados: la recuperación el 2007 no lo fue tanto ya que apenas se expandió un 20-25% por encima de su media cuando en el 2000 la expansión fue del 30-60%. ¿Adivinamos de donde vienen los problemas?

NOTAS:

  1. Opinión emitida por Julius Shiskin en un artículo publicado en el diario New York Times en 1975.

Comentarios

(Muchas gracias, Alexis Ortega, por este espléndido artículo que prescinde del inútil concepto político/mediático de recesión -dos datos-PIB negativos seguidos-; y que prueba que EEUU entra en recesión porque estaría menguando la actividad económica, empobreciéndose la producción, subutilizándose la capacidad instalada, decayendo la demanda, incurriendo en subempleo y con las expectativas, en general, desfalleciendo. Si suben ahora los tipos de interés de intervención sería en modo experimento homeopático. Nosotros vamos más allá. Pensamos que las dos docenas de economías afectadas por el hundimiento popularcapitalista tienen la recesión cronificada desde 2008, es decir, están en depresión, aunque esta sea de perfil bajo y sujeta a vaivenes y espejismos coyunturales -algunos intencionales para no dañar la Cultura de Pago Hipotecario-. Solo se saldrá cuando el estrangulamiento financiero extienda la represión de las rentas financieras fijas al resto de rentismo improductivo, especialmente el inmobiliario, porque esto, ante todo, es una burbuja inmobiliaria. El Capital ha vencido ya a uno de sus dos enemigos, la inflación -sobrevaloración de Activo-. Ahora le toca vencer al otro, el sobreendeudamiento -hipertrofia del Pasivo-.) RECUPERACIÓN = NORMALIZACIÓN = TONTERÍAS.- Cada uno de nosotros es una ecuación de intereses. Dicen que la clase obrera ha muerto; primero porque, como casi todos tenemos un pisito o/y una paguita o/y una cartillita, las salariales netas ya no son el 100% de nuestras rentas; y segundo porque algunas rentas salariales, pocas pero estratégicas, son extravagantes y, por tanto, no son rojas. Recuperación (R) es la palabra fetiche con que se encandila a la parte perdedora de nuestra ecuación de intereses, a pesar de que el sentido común dice que lo que le pasa a la economía no es coyuntural sino estructural. Normalización (N) es el vocablo empleado por los trabajadores-directivos del sector financiero para referirse a la hipotética obligación que tiene el bancocentralismo de subir los tipos de interés -y la inflación- para volver al equilibrio (que dicen que se perdió, precisamente, por culpa de él, al bajarlos artificialmente, a pesar de que el sentido común dice que no hay que estrechar el nudo de la horca cuando hay superendeudamiento). N es la forma pedante de decir R. Se presupone que se partía de una situación de equilibrio (normalidad), se entró transitoriamente en desequilibrio (anormalidad) y se estaría volviendo al equilibrio perdido (recuperación). Pero lo mejor es lo que el binomio RN significa implícitamente. Se da por sobreentendido que habría fuerzas naturales que propenden a la presunta normalidad (homeostasis) y que, si ello no está sucediendo con fluidez, es porque lo impiden terceros con su artificialidad:- la irracionalidad de los indignados;- el resentimiento de los provincianos;- el frenazo de los emergentes;- la corrupción de los políticos;- el fundamentalismo musulmán;- el devaluacionismo chino;- el intervencionismo bancocentralista;- el ataque árabe al fracking;- etc. ¡Con lo sencillo que es reconocer que no se partía de ningún equilibrio sino de una burbuja y que el ser humano no nace ni bueno ni malo y se porta mal porque es libre! NO HAY QUE RECUPERAR/NORMALIZAR NADA, SINO NACER A UNA NUEVA VIDA. ¡VIVA LA ERA CERO! G X L
¿QUÉ SIGNIFICA "RECOVERY", TRAS UNA "BROAD STABILISATION" POSTERIOR A LA "SUBSTANCIAL CORRECTION" DE UN "IMBALANCE"?.- Veámoslo al revés. Tienes un horrendo "imbalance". Lo corriges y te estabilizas. ¡Muy bien! Eres cojonudo. ¿Entonces a cuento de qué viene después una "recovery"? Estás enfermo y te curas. ¡Lo único que puede volver es la enfermadad! En realidad la llamada "recovery" no es sino una vuelta a las andadas burbujiles que habrá que corregir y estabilizar de nuevo. Recordemos el leit motiv de nuestros últimos comentarios: usar la palabra Recuperación ("recovery") en las crisis estructurales es estúpido, salvo para administrar el sufrimiento de los perdedores (a costa de que acaben sufriendo aún más). Todo viene aquí: "The state of the house price cycle in the euro area - ECB Economic Bulletin, Issue 6 / 2015"https://www.ecb.europa.eu/pub/pdf/other/eb201506_article01.en.pdf?21716071799ec7c6ffe7bd95bf21e92f - "Since the latest euro area trough in 2013, only some countries (such as Germany) have seen an upturn in real house prices, while in others (such as Spain and the Netherlands) there has only been a broad stabilisation followed by a mild increase in prices". - "The current (2015) recovery is taking place in an environment where earlier imbalances in house prices have resulted in substantial corrections... It also explains why house prices are currently rising again at a faster pace in some of these countries, such as Ireland and Spain". Interpreten estas frases a la luz de la permanente advertencia sobre la templanza de esta "recovery", en contraste con la locura de la burbuja precedente? Complementen con la reflexión sobre la gráfica 11 del documento: resultaría que, en 2014 (pico de 2007 más 20 trimestres) los precios ya han corregido a la baja lo que se habían inflamado al alza desde principios de los 2000s(pico de 2007 menos 20 trimestres). Amparados en una fijación arbitraria del dies a quo de la burbuja (que recordemos que se remonta a mediados de los 1980s y no a principios de los 2000s), nos quieren decir que los precios inmobiliarios reales ya estarían creciendo en lo que, en Bolsa, se llama subida libre (subida que deja atrás el último techo histórico, que se convierte en un suelo futuro). E, implícitamente, con tanta cautela antirreburbujeo, nos están diciendo que estas subidas actuales, de 2014 y 2015, son contrarias al sentido común, que viene determinado por el tono bajo de la actividad económica que hay y que se espera. En suma, nos están diciendo que, al "rally" de precios inmobiliarios españoles, no solo no le queda recorrido, por decirlo en términos bursátiles, sino que habrá que rebobinarlo cuanto antes mejor. Estamos, pues, ante la enésima señal anticipada del ESTRANGULAMIENTO FINANCIERO TOTAL FINAL 01/01/2016 y el inicio de la segunda fase de la TRANSICIÓN ESTRUCTURAL 2016, una vez sobrepasada por hechos la cobardía "congeladorista". G X L
Normas