El posible incremento de los tipos sentaría mal a las Bolsas a corto plazo

El mercado, en vilo ante la Fed: ¿Qué hará el Ibex tras el veredicto?

Un broker sigue la comparecencia de la presidenta de la Fed, Janet Yellen.
Un broker sigue la comparecencia de la presidenta de la Fed, Janet Yellen. REUTERS

Es la cita clave de la semana y la que eclipsa cualquier otro dato previsto: la reunión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos -que comienza hoy y finaliza el jueves- en la que podría decidir la primera subida de los tipos de interés desde 2006 tiene en vilo al mercado. Los expertos tratan de anticipar cómo reaccionará el Ibex 35 si la institución presidida por Janet Yellen eleva los tipos o si, como ahora prevé la mayoría de analistas, los mantiene entre el 0,25% y 0% actual.

De momento, la volatilidad sigue dominando los parqués, con los inversores escudriñando cualquier dato que pueda dar pistas sobre lo que finalmente hará la Fed.

Los expertos recuerdan que una subida de tasas derivada de una mejoría económica, como sería el caso actual, es positiva para la Bolsa a medio plazo, aunque en un primer momento se le atragantase al mercado.

Si sube los tipos de interés

En caso de que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) de la Fed opte por subir los tipos de interés, “lo más probable es que veamos una reacción a la baja en las Bolsas en el corto plazo”, señalan desde Renta 4. De ser así, añade la firma, “aprovecharíamos para tomar o incrementar posiciones en Bolsa siempre y cuando la Fed lance el mensaje correcto: subida de tipos gradual coherente con un escenario macro de recuperación en Estados Unidos pero no exento de algunas incertidumbres a nivel global”.

El mercado ha ido enfriando la posibilidad de un movimiento de los tipos. Tan sólo un 30% del consenso de analistas recopilado por Bloomberg cree que la Fed subirá tipos en esta reunión, frente a más del 50% de hace un mes. Se estima que la situación actual de la economía estadounidense podría soportar sin problemas una subida de 25 puntos básicos, hasta el 0,50%. Pero el economista jefe del Banco Mundial, Kaushik Basu, ha advertido que un aumento de los tipos provocaría “pánico y confusión” ante el reciente escenario de desaceleración de China, la entrada en recesión técnica de Brasil o la volatilidad en el mercado de divisas de los países emergentes.

No obstante, una sorpresiva subida de los tipos indicaría, según los analistas, que la Fed tiene total confianza en la buena marcha de la economía estadounidense, incluido el mercado laboral, y los mercados terminarían girando al alza. “Sobre todo si Yellen resta importancia al impacto que sobre la economía podría tener la ralentización de la economía de China”, indican en Link Securities.

Además, Miguel Paz, de Unicorp Patrimonio, considera que “a las divisas emergentes les está haciendo más daño la incertidumbre actual sobre el momento de subir tipos que el posible impacto que podría tener la decisión real”.

Si mantiene las tasas

En el supuesto de que la Fed anuncie que deja inalterados los tipos de interés, “las Bolsas podrían reaccionar bien en el corto plazo, aunque supondrá únicamente retrasar una subida inevitable en unos meses, por lo que se traducirá en nuevas semanas de incertidumbre por delante hasta las siguientes reuniones de la Fed”, aseguran en Renta 4.

“Como si de una campaña por el ‘no’ se tratara, numerosos frentes están solicitando a la Fed que esta semana no inicie la subida de tipos que estaba prevista”, sostienen en Carax-AlphaValue. El propio Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado mantener por el momento sin cambios la política monetaria de la Fed. “Creemos que la autoridad monetaria norteamericana tiene margen para suspender la decisión y vigilar los acontecimientos hasta dentro de un mes”, reiteran en Carax.

Pero, tal y como apuntan desde Link Securities, si la decisión de no subir los tipos viene acompañada de una revisión a la baja de las expectativas de crecimiento económico e inflación, “los mercados se lo pueden tomar mal y la corrección en la que están inmersos puede ir a más”. Andbank señala en un informe que cabe esperar un ligero recorte de las previsiones macro de 2016-2017.

Desde Bankinter advierten que “las circunstancias colocan a la Fed ante un desenlace del tipo ‘pierde-pierde’: si sube, una parte del mercado pensará que se equivoca debido a lo incierto del momento, pero si no lo hace otra parte pensará que la situación debe ser más complicada de lo que parece”.

El S&P ha reaccionado igual en tres ocasiones

En la última subida de tipos de interés de la Fed, aprobada en 2006, el selectivo de la Bolsa estadounidense S&P 500 se tomó mal la decisión, pero solo en el corto plazo. El día en el que se conoció el incremento, el índice descendió algo más del 1%. Sin embargo, un mes después, caía apenas un 0,45% y, transcurridos seis meses, se disparaba un 11,8%. Un comportamiento similar registró el índice en las subidas de tipos de 1999 y 2004. En el año 99, la Bolsa de Nueva York cedió levemente en la jornada en la que se anunció la decisión (-0,29%). Un mes más tarde, la caída era del 4,2%, pero a los seis meses el índice ya se había recuperado del descenso y avanzaba un 6,5%.

En 2004, el selectivo de Wall Street también subió un 6,5% medio año después de alza de los tipos de interés, a pesar de un mal recibimiento inicial.

Normas