El selectivo español vuelve a ser el peor índice de Europa

El Ibex 35 cae un 0,85% semanal hasta mínimos de enero

Operadores en una firma de valores brasileña.
Operadores en una firma de valores brasileña. REUTERS

Igual que un comensal tras un almuerzo pesado, al Ibex 35 se le ha indigestado esta semana la variada receta que se ha encontrado sobre la mesa. A las especias chinas que lleva semanas intentando digerir y la contundente hamburguesa estadounidense que espera comer en breve les ha añadido ahora algunas copas de más de caipirinha brasileña y una ración de butifarra catalana. Una mezcla demasiado explosiva que ha llevado al selectivo español a perder un 0,85% semanal hasta los 9.733,9 puntos, su nivel más bajo desde enero.

De esos cuatro factores (dudas sobre el crecimiento de China, incertidumbre sobre cuándo subirá la Fed los tipos de interés, rebaja del rating de Brasil a bono basura e inestabilidad por las elecciones catalanas del 27 de septiembre), los dos últimos afectan especialmente al índice. Y eso se nota. El Ibex ha vuelto a ser el peor índice de las grandes plazas europeas en la jornada de hoy, al igual que en las anteriores. El selectivo español se deja un 1,23%.Un comportamiento peor que el Dax alemán (–0,7%), el Cac francés (–0,9%), el Mib italiano (–0,5%) y el Foostie británico (–0,6%).

IBEX 35 9.114,00 -1,28%

Además, entre las compañías expuestas a Brasil están dos de las empresas que más pesan en el Ibex: Santander, que cae un 1,64% hoy y Telefónica (–2,2%). Aun así, las mayores caídas del día son las de Abengoa (-7,14%) y Acerinox (-3,74%), mientras que las mayores subidas se las anotan FCC (+2,68%) y OHL (+2,49%).

La incertidumbre política, mientras, se deriva tanto de las elecciones autonómicas catalanas, que Junts pel Sí plantea como un plebiscito sobre la independencia, como de las generales que se celebrarán a final de año en las que las encuestas dibujan un Parlamento más fragmentado que el actual.

El intenso calendario electoral también está dañando, aunque de momento de forma tímida, a la deuda española en el mercado secundario. Así, la prima de riesgo sube hasta los 145 puntos básicos (cinco más que a comienzos de semana), con el interés del bono a diez años en el 2,1%. Su homólogo italiano cotiza en el 1,83%, lo que refleja la cautela con la que el mercado aguarda a las próximas citas electorales en España.

Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, cree que “la composición sectorial del Ibex, con la exposición de grandes valores a países que atraviesan problemas, y las incertidumbres políticas, van a mermar sensiblemente el potencial de revalorización del selectivo español en un eventual escenario de rebote de las Bolsas europeas hasta finales de año”.

Ese hipotético rebote de las Bolsas estará condicionado a lo que haga la Reserva Federal en su reunión de la próxima semana y a cómo evolucione la economía china. Esta semana, el índice bursátil CSI 300 del gigante asiático cae un 0,5% en medio de una gran volatilidad, mientras que Wall Street se frena.

Como explican desde Link Securities, los inversores dan señales contradictorias sobre qué esperan de la Fed. El euro sube un 1,5% semanal hasta los 1,132 dólares, lo que daría a entender que el mercado no espera subida de tipos la próxima semana, pero a la vez el interés del bono estadounidense a diez años sube del 2,12% al 2,17%, señal de que sí ven cerca el incremento del precio del dinero. La mayoría de los expertos, aun así, ve poco probable que la Fed eleve tipos ahora y cree que esperará hasta diciembre.

Russ Koesterich, responsable de estrategias de inversión para Black Rock, espera que “la volatilidad siga elevada hasta que el crecimiento global se estabilice o los inversores tengan más claridad sobre la Fed”. Pese a ello, añade, “no creemos que los inversores deban abandonar los activos de riesgo, sino que más bien deben ver esto como una oportunidad para aprovechar los nichos de valor que han surgido”.

El barril de petróleo Brent, mientras, cae un 3,7% en la semana hasta los 47,7 dólares.

Normas