Los nuevos iPhones S saldrán a la venta el 25 de septiembre

Apple estrena iPhones más sensibles y revoluciona su TV

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, habla junto a imágenes del iPhone 6S y 6S Plus. Ver fotogalería
El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, habla junto a imágenes del iPhone 6S y 6S Plus. EFE

Apple se ha sometido de nuevo al escrutinio de analistas, inversores y consumidores al anunciar su nueva hornada de iPhones, un producto que representa actualmente más del 60% de las ventas de la empresa, que en el último trimestre ascendieron a 49.610 millones. Tim Cook fue el encargado de presentar en el auditorio Bill Graham dos nuevos smartphones, el iPhone 6S y el iPhone 6S Plus, con el mismo diseño que sus antecesores, aunque con mejoras técnicas con las que Apple espera contener la presión de rivales como Samsung, Huawei, Xiomi, Sony y Google, que en pocos días anunciará la llegada al mercado de sus nuevos Nexus.

Los iPhone 6S están fabricados con la misma aleación de aluminio que el Apple Watch, un 60% más resistente que la anterior, para reforzar su estructura y evitar que el terminal pueda doblarse. Un problema –que la empresa negó que ocurriera– y que algunos usuarios denunciaron con el anterior modelo. Los terminales también estrenan color (oro rosa) y cerebro (el chip A9) que les permite ser más rápidos, potentes y consumir menos batería. Además, mejoran su cámara trasera, que es de 12 megapíxeles y es capaz de grabar vídeos en 4K. Es la primera vez que Apple eleva los megapíxeles de la cámara del iPhone desde el iPhone 4S. La del último modelo es de 8 megapíxeles. La cámara delantera es de 5 megapíxeles.

Pero seguramente la novedad más destacada es la incorporación de la tecnología 3D Touch, que permite a la pantalla multitáctil de la última generación de iPhones detectar distintos niveles de presión, lo que facilita diferentes modos de interacción con el móvil. Ello permitirá desplegar diferentes funciones de software según la presión que el usuario ejerza con el dedo en la pantalla. En definitiva, una solución que permite agilizar el uso de los menús.

Los nuevos smartphones también cuenta con una nueva tecnología, Live Photos, que deja que las fotografías tomen vida pero sin llegar a ser vídeos. El iPhone 6S y el 6S Plus se pondrán a la venta el 25 de septiembre pero desde el día 12 se podrán reservar. Para comprarlos en España habrá que esperar a final de año, cuando llegarán a 130 países. Los terminales, que mejoran su conectividad wifi y soportan LTE Advance de hasta 300 Mbps, saldrán al mercado con un precio de partida para los modelos con 16 GB de 649 dólares el 6S y de 749 dólares para el 6S Plus. La versión más cara del nuevo iPhone cuesta 949 dólares y lleva 128 GB. Apple también presentó un nuevo programa para los usuarios que quieren estrenar nuevo terminal cada año, denominado iPhone Update Program, que tendrá un coste de 32 dólares al mes.

Más de 10.000 aplicaciones para el Apple Watch

“Ha sido un año increíble”, dijo en el evento Tim Cook, que destacó entre otras cosas el lanzamiento del Apple Watch. El directivo alardeó de que el 97% de los usuarios está satisfecho con el reloj, pero no desveló ventas del dispositivo, pese a las dudas de su éxito que hay en el sector.

Jeff Williams, vicepresidente de operaciones de Apple, reveló que en menos de un año el reloj ya cuenta con más de 10.000 aplicaciones y dijo que Facebook Messenger, iTranslate y GoPro llegarán al Apple Watch. La compañía de Cupertino también mostró la aplicación de salud AirStrip, que permite monitorizar el ritmo cardíaco.

Apple defendió que “el poder de Apple Watch está todavía por explotar” y anunció que el día 16 de septiembre llegará la actualización del Watch OS, el sistema operativo del accesorio de muñeca.

La empresa también presentó un acuerdo con la firma Hermes para lanzar nuevas pulseras para el reloj que llegarán en octubre y desveló dos nuevos acabados del Apple Watch, en color oro y oro rosa.

Aunque hay analistas como Toni Sacconahi, de Bernstein Research, que creen que el crecimiento de las ventas del iPhone es “matemáticamente insostenible”, según aseguró a The Wall Street Journal, otros ven aspectos positivos que pueden seguir impulsándolo. “Solo algo más de una cuarta parte de los usuarios de iPhone se ha actualizado ya a la generación de 6 y 6 Plus, por lo que todavía existe una demanda de reemplazo significativa”, apunta Bolko Hohaus, jefe del equipo de inversiones del fondo de tecnología de Lombard Odier IM, para quien si en 2014 la gran pantalla del nuevo iPhone fue la novedad principal, esta vez lo es la tecnología 3D Touch.

Con todo Hohaus apunta que a largo plazo Apple tiene que ser más innovadora para retener la mayor parte de las ganancias de la industria de smartphones en su bolsillo. Y cree que se está beneficiando de la falta de éxito de sus rivales en lograr productos diferenciales. “Samsung, por ejemplo, había prometido que a estas alturas ya dispondría de teléfonos flexibles, pero aún estamos esperando. Y muchos teléfonos Android se asemejan a un clon de iPhone”.

Videojuegos

Apple dejó claro también ayer que no quiere quedarse fuera del negocio de la televisión y los videojuegos. La firma presentó un renovado Apple TV y Cook aseguró que “el futuro de la televisión son las aplicaciones”. El dispositivo, que estrenó la compañía en 2007 y que se conecta a un televisor para poder visualizar en streaming contenidos audiovisuales, se revitaliza y crece con Siri, el asistente de voz de la compañía. Este permitirá al usuario buscar contenidos mediante la voz, de forma que se le podrá pedir desde el sofá que ponga, por ejemplo, una película donde actúe Clint Eastwood o que rebobine hasta el anterior capítulo. Igualmente, facilitará búsquedas sobre el tiempo o un evento deportivo y contenido en apps como Netflix o HBO.

El Apple TV, que lleva un mando táctil, con botones y micrófono y sistema operativo TvOS, rivalizará con las consolas, pues Apple dejó claro que tratará de captar a los jugadores casuales. El equipo, que cuesta 149 dólares (con 32 GB) y 199 dólares (64 GB) y rivalizará con el FireTV de Amazon y Chromecast de Google, permitirá comprar productos a través del televisor, gracias a un acuerdo con la empresa Gilt. Apple buscará crear un ecosistema con los desarrolladores de apps para este dispositivo.

Lanza un enorme iPad en busca de más mercado

Se esperaba y no decepcionó. Apple ataca el sector empresarial con un iPad que quiere poner las cosas difíciles a la Surface de Microsoft, la empresa que mejor ha sabido abordar las tabletas para trabajar. La compañía de la manzana, que selló recientemente acuerdos con Cisco e IBM para crecer en el mundo corporativo, presentó el iPad Pro con una pantalla más grande y que funciona con nuevos accesorios como un teclado y un lápiz digital.

El nuevo dispositivo de Apple tiene una pantalla de 12,9 pulgadas con una resolución de 2.732x2.048 píxeles, más que un MacBook Pro de 15 pulgadas con Retina Display. “Es el más poderoso iPad que hemos creado”, dijo Cook. El equipo, que busca impulsar también las ventas de las tabletas de Apple, lleva en su interior un procesador A9x de 64 bits, equivalente a un procesador de escritorio. “Es más rápido que el 90% de los últimos portátiles del mercado”, dijo la compañía, que señaló que es 360 veces más potente que el iPad original.

Aunque Jobs siempre repudió los lápices digitales, el nuevo iPad Pro lleva un lápiz digital llamado Apple Pencil que detecta la presiones gracias a un sensor. El otro accesorio presentado fue un teclado que se conecta magnéticamente como las fundas smart cover. Es el primer teclado de Apple para iPad.

La nueva tableta está diseñada pensando en la productividad del usuario. Así, durante la presentación participó Microsoft, que demostró cómo utilizar Office con el iPad Pro, y Adobe, que también mostró cómo sacar partido a sus aplicaciones en esta tableta, que estará disponible en noviembre. Su modelo más básico (32 GB) costará 799 dólares y el más caro, con 128 GB de memoria, wifi y tarjeta de datos, 1.079 dólares. El lápiz valdrá 99 dólares y el teclado 169 dólares.

Normas