El certificado Siele arrancará en enero de 2016

La lengua española tendrá un examen universal online

Ha sido creado por el Instituto Cervantes, las Universidad de Salamanca, la UNAM y Telefónica

El certificado electrónico acreditará el dominio del idioma

La lengua española tendrá un examen universal online

El castellano es uno de los idiomas más estudiados en el mundo. Hasta ahora, todo aquel que quisiera demostrar en su currículum que dominaba esta lengua debía sacarse el diploma Dele, otorgado por el Instituto Cervantes. En enero de 2016 se pondrá en marcha una alternativa más sencilla, por ser digital: el Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (Siele).

Este nuevo examen electrónico nace con la intención de convertirse en la referencia en lengua castellana. Se podrá realizar desde un ordenador (conectado, eso sí, a alguno de los centros autorizados), lo que agiliza el proceso. Y tendrá un sistema de puntuación que va del 0 al 1.000, como el Toefl estadounidense. Un único examen para todos los candidatos, cuyo nivel quedará reflejado en la calificación que obtengan.

Una prueba dividida en cuatro partes

El examen Siele ha seguido el modelo americano (Toefl), que en algunos países ya ha desbancado en importancia al inglés (Cambridge). El test a superar no dependerá del nivel del candidato, sino que todos se medirán ante la misma prueba. El alcance de sus conocimientos vendrá determinado por la nota que saquen.

Siele constará de cuatro partes: comprensión de lectura, comprensión auditiva, expresión e interacción escritas y expresión e interacción orales. La calificación de las dos primeras será automática, mientras que las otras dos serán evaluadas por expertos acreditados. La validez de los resultados, que se obtendrán a las tres semanas de completar el examen, será de dos años.

Para obtener el certificado hay que presentarse a las cuatro pruebas, aunque los candidatos pueden optar también por evaluarse de una o varias de forma independiente, con lo que recibirán un informe. La inscripción, el examen y la comunicación de resultados se realizarán a través de internet.

“Ya existían otros diplomas que acreditasen el dominio del español, pero los nuevos tiempos exigen estar en la esfera digital”, dijo ayer el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en el acto de presentación del Siele. En una primera fase, ambos certificados convivirán, aunque la idea es que al final prevalezca el más nuevo. “Es un hecho que en todos los centros se está reduciendo la presencia física de alumnos”, abundó el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha.

Dicha institución, junto con la Universidad de Salamanca y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se han ocupado de la parte conceptual del proyecto. Telefónica, por su parte, se encargará del desarrollo técnico de la plataforma digital en la que se alojará el que pretende ser el examen de referencia de la lengua española. “Estoy convencido de que este proyecto va a ser trascendental para nuestro idioma”, aseguró el presidente de Telefónica, César Alierta. “La revolución digital brinda las mismas posibilidades a todos los habitantes del planeta. Contar con una solución en la nube expandirá el conocimiento de la lengua”, aseguró.

Interés internacional

El nuevo certificado Siele solucionará también el problema surgido ante el gran crecimiento de la demanda. Según el último informe del Instituto Cervantes, en el mundo hay unos 21 millones de estudiantes de español, con alrededor de 70.000 candidatos anuales al diploma Dele, que se examinan en más de 900 centros repartidos por un centenar de países. El nuevo sistema permitirá elevar hasta los 300.000 aspirantes anuales en una primera fase, que en cinco años podrían llegar a los 750.000. Los centros de examen se implantarán en los cinco continentes, aunque en los primeros años se pondrá especial atención en Brasil, Estados Unidos y China.

Proyecto abierto

La intención de los promotores del examen Siele es ir incorporando al proyecto países y nuevos socios. “Lo siguiente será crear un gran campus virtual del español, al que invitaremos a participar a todas las instituciones y empresas interesadas”, explicó el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha. El apoyo de los países iberoamericanos es “fundamental”, dijo, “porque España representa menos del 10% de los 500 millones de castellanoparlantes del mundo”. El examen Siele ha tenido en cuenta esa riqueza: se dan por válidas las formas y construcciones propias de todos los países.

Normas