Una nueva comparativa de rendimiento nos da la solución
Samsung Galaxy Note 5 vs iPhone 6, ¿cuál es más rápido?

Samsung Galaxy Note 5 vs iPhone 6, ¿cuál es más rápido?

Hace unas semanas se presentaron los últimos buques insignia de Samsung, entre ellos el Galaxy Note 5. Se trata de uno de los terminales más potentes y mejor fabricados de la marca gracias a los materiales premium, a procesadores de alta calidad y también a una memoria RAM de nueva generación. Por todo ello, es presumible pensar que el Note 5 debe ser uno de los smartphones más rápidos del planeta, algo que muchos otros usuarios también se han preguntado y han querido saber a través de la realización de varias pruebas de rendimiento.

DroidModder X Root Master, un usuario de YouTube, ha subido un nuevo vídeo en el que realiza una prueba de rendimiento bastante habitual: grabar dos terminales en paralelo realizando las mismas tareas, básicamente contar cuántos segundos le lleva a cada uno realizar un ciclo de apertura de varias aplicaciones. Como podréis ver en las imágenes, tras abrir una aplicación y esperar que se cargue su contenido, se “cierra” con el botón Home y se abre otra nueva, comprobando así como funciona la multitarea de los dispositivos.

Obviamente, al tratarse de dos terminales completamente distintos, se han elegido las mismas aplicaciones para abrir y cerrar como puede ser el caso de Facebook, de Twitter o del calendario. Pues bien, los resultados tal vez sean un poco sorprendentes:

Como habéis podido ver, el inicio del Samsung Galaxy Note 5 es sencillamente superior, abriendo y cerrando aplicaciones de una forma mucho más potente que el iPhone 6. No obstante, conforme va pasando el tiempo, el iPhone 6 comienza a recuperarse hasta que incluso le saca una ventaja de prácticamente 20 segundos tras realizar varios ciclos. ¿Cómo puede ser? Con este vídeo vuelve a demostrarse que la multitarea es un problema bastante importante para los teléfonos Samsung con TouchWiz y también de Android. Básicamente, las aplicaciones en el Note 5 se detienen del todo, es decir, que al volver a abrirlas tiene que despertarlas, no como en el caso del iPhone 6 que permanecen “abiertas” y no tienen que volver a cargar prácticamente ningún recurso.

En definitiva, aunque el Note 5 es una “bestia”, aún le queda bastante para poder superar a otros terminales más “modestos” que pueden sacar todo su potencial, algo que por desgracia aún no se ha aprovechado del todo con los últimos terminales de Samsung. Eso sí, cuando lo consigan, serán prácticamente imbatibles.

Normas