Últimos movimientos en el mercado hipotecario

Las hipotecas mixtas: ¿Una novedad interesante?

Las hipotecas mixtas: ¿Una novedad interesante?

ING acaba de anunciar que reduce el tipo de interés variable de su Hipoteca Naranja y de su hipoteca Mixta, con un diferencial sobre el Euribor del 0,99%. Este movimiento anticipa una nueva escaramuza hipotecaria, ya que lo más probable es que otras entidades financieras acaben sucumbiendo a esta competencia.

Las hipotecas a tipo variable resultan interesantes en estos momentos por el valor en mínimos del Euribor; sin embargo, el riesgo de contratar este tipo de préstamos es evidente: la futura subida del referencial y, por tanto, de las cuotas mensuales que se pagarán. Si no hacemos números en base a un tipo de interés alto, del 5 o 6% según sea el diferencial contratado, nos llevaremos una desagradable sorpresa cuando los intereses vuelvan a subir.

La hipoteca ideal para una familia con ingresos estables en el tiempo, sería la “cuota blindada”, que combina las ventajas del tipo de interés variable y la seguridad del tipo fijo. Este tipo de préstamo, que actualmente no comercializa ningún banco, supone contratar un interés variable, si bien la cuota mensual se mantiene constante a lo largo de la vida de la financiación. Esto se consigue modificando el plazo de amortización en cada revisión del tipo de interés, en lugar de recalcular la cuota. Si los intereses suben, se amplía el plazo, lo contrario si bajan.

Las hipotecas mixtas son otra alternativa que, actualmente, vale la pena valorar. Dos son las entidades que apuestan abiertamente por esta fórmula, que combina un plazo a tipo fijo, con otro a tipo variable:

  1. El portal en Internet de UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), Hipotecas.com, que ofrece varias hipotecas mixtas.
  2. ING Direct, que acaba de mejorar las condiciones de su ‘Hipoteca Naranja Mixta’.

Comparando condiciones, ING Direct ofrece la mejor financiación, ya que el tipo fijo a 10 años de ING es de 2,25% frente al 2,75% de UCI. En cuanto al tipo variable, ING suma un 0,99% al Euríbor, mientras que UCI lo incrementa en 1,49 puntos porcentuales.

En cuanto al plazo máximo, UCI llega a 30 años, mientras que con ING podemos contratar una hipoteca a 40 años, si no somos mayores de 35 años.

Ambas hipotecas no cobran comisión de apertura ni por compensación por desistimiento parcial o total. Sin embargo, las hipotecas mixtas tienen un coste adicional que ambas entidades financieras no comunican: la compensación por riesgo de tipo de interés. Esta comisión no está limitada por Ley, pudiendo superar el 4% de la deuda pendiente que se cancela (por amortización anticipada o por cambio de banco). Llegamos al principal inconveniente de este tipo de financiación con garantía real: que durante el plazo de tipo fijo, nos “casamos” con el banco.

Cualquier oferta bancaria que mitigue los riesgos del tipo variable se agradece, si bien el acceso a modalidades diferentes al típico tipo variable sigue siendo minoritario. Sería muy conveniente que se limitara legalmente la compensación por riesgo de tipo de interés, para permitir que los clientes cambien de banco a un coste asumible.

Las hipotecas mixtas, una novedad interesante.

Normas
Entra en El País para participar