Sus salarios suben un 7% en un año

¿Son estratosféricos los salarios de los directivos del Ibex?

La remuneración de los máximos ejecutivos se alinea con la de sus homólogos extranjeros

La brecha salarial sigue en aumento

Los salarios de los máximos directivos del Ibex 35 Ampliar foto

El ministro de Industria, José Manuel Soria, abrió hace una semana el debate sobre el sueldo de los máximos ejecutivos del Ibex al calificarlos de “estratosféricos”. El propio político del PP lo matizaba: “En relación a la retribución de un ministro, están en la estratosfera. Son cifras que se me escapan”. Sin embargo, decía suponer que estos salarios sí estarían en la línea de otras empresas internacionales de su sector. ¿Es así? ¿Llegan los salarios de los directivos de las cotizadas a la estratosfera?

La remuneración global de los presidentes de estas compañías cotizadas creció un 7% en 2014, según los cálculos elaborados para esta información. La media de lo que cobran estos cargos empresariales del Ibex alcanzó los 2,37 millones de euros, y 2,39 en el caso de los consejeros delegados.

Entre los ejecutivos que más ganaron en 2014 se encuentra José Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, que percibió 9,12 millones, con 3,2 millones en variable a corto plazo; en total, un 23% más que en el ejercicio anterior. “A día de hoy, los sueldos de los máximos ejecutivos han crecido, pero esto no se debe a que la situación haya mejorado, sino, sobre todo, a que las firmas del Ibex 35 tienen grandes expectativas de que el entorno sea aún más favorable en un futuro”, argumenta Antonio Lamora, director del área de compensación de la consultora Mercer. “Sus salarios sí son estratosféricos, pero igual de estratosféricas son las empresas que dirigen”.

Es el caso de Pablo Isla, quien ganó 7,98 millones, un 25% más que en 2013. Inditex es un gigante mundial con una valoración bursátil por encima de los 100.000 millones. Por ejemplo, en el caso de su rival H&M, el presidente Karl-Johan Persson ingresó 1,29 millones en 2013.

Comparativa internacional

El experto considera que, salvo algunas excepciones, “si comparamos los salarios de altos directivos de compañías de tamaño similar a nivel internacional, vemos que están muy armonizados, sobre todo si el estudio se hace por sectores”. La justificación radica en que los países desarrollados mantienen una cultura empresarial muy similar, por lo que las compañías tienden a comportarse y remunerar a sus altos directivos de forma parecida.

En el caso de la máxima dirigente de Santander, el que Ana Botín ejerce como presidenta ejecutiva desde septiembre de 2014, el sueldo llegó a los 6,7 millones (sin contar planes de ahorro). Su homólogo en HSBC de Londres, Stuart Gulliver, cobró 10,5 millones.

Entre las constructoras, Rafael del Pino tuvo una remuneración en Ferrovial de 5,6 millones. En otra gran firma europea de infraestructuras, la francesa Vinci, el sueldo para su homólogo Xavier M. P. Huillard ascendió a 3,2 millones. En ACS, Florentino Pérez recibió 4,5 millones.

Los ejecutivos mejor pagados en 2014

- David M. Zaslav, de Discovery Communications, ganó 137,43 millones de euros en 2014, con un incremento del 368% respecto a 2013.

- Michael T. Fries, de Liberty Global, obtuvo una remuneración de 98,5 millones, un 140% más que en el año anterior.

- Mario J. Gabelli, de Gamco Investors, ingresó en su cuenta casi 78 millones de euros, casi cuatro millones más que en 2013.

- Satya Nadella, de Microsoft, ha ganado 74,2 millones desde febrero de 2014, cuando fue nombrado consejero delegado.

En cualquier caso, todos los presidentes y consejeros delegados españoles están muy lejos de los mejor retribuidos del mundo. David Zaslav, de la operadora de televisión Discovery, ganó 137 millones, sobre todo gracias a derechos sobre acciones.

Habitualmente, estos dirigentes reciben el sueldo por varios conceptos. El principal siempre suele ser la remuneración fija, aunque en algunos casos, como el de Juan Miguel Villar Mir (OHL) o el de Esther Alcocer (FCC), renuncien al ser accionistas relevantes que ya reciben dividendos. Además, los consejeros cobran dietas, remuneración por asistir a comisiones, retribución variable, derechos sobre acciones y planes de pensiones.

Retribución variable

“La nueva tónica en las empresas es concentrar la retribución de sus máximos responsables en la parte variable, con el objetivo también de incentivarles en su gestión”, defiende Ceferí Soler, profesor de dirección de personas y organización de Esade. “La parte variable aumenta o disminuye en función de los planes estratégicos que la compañía mantiene a largo y medio plazo y que, en definitiva, determinan su sostenibilidad”, añade, por su parte, Lamora.

El mejor ejemplo se da en Gamesa. El pasado ejercicio, el ejecutivo que más vio incrementados sus ingresos fue Ignacio Martín, presidente de la compañía, al recibir una remuneración un 94% mayor, pasando de 687.000 euros a 1,33 millones. Precisamente fue la variable de 871.000 euros, proveniente de un bonus, lo que justifica el alza.

En las sociedades del Ibex, la retribución fija representa un 55% de los ingresos de los consejeros, según el último Informe anual de remuneraciones de los consejeros de las sociedades cotizadas, publicado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), con datos de 2013. La parte variable (incluyendo el importe de las acciones otorgadas y el beneficio de las opciones ejercidas) supone el 30%; las dietas, el 11%; y el resto corresponde a indemnizaciones y otros conceptos.

Lamora desmiente la teoría de las multimillonarias dietas que perciben los consejeros, alegando que mayoritariamente sirven para cubrir gastos y que, aunque en un periodo en concreto puedan parecer cuantiosas, “casi no tienen relevancia en su masa salarial a medio y largo plazo”.

Lo cierto es que la remuneración de los altos directivos ha crecido en los últimos años más que el salario medio del resto de los trabajadores. Los consejeros ejecutivos (con funciones de dirección) cobraron 70,6 veces más que el sueldo medio de sus plantillas, según un informe de CC OO sobre sociedades cotizadas, elaborado con datos de 2013. Una brecha salarial que, sin embargo, se redujo 0,6 puntos respecto a la de 2012.

Este estudio recoge que, de media, estos directivos cobraron 2,5 millones. Si se compara dentro de las empresas cotizadas en el Ibex 35, el gasto medio por empleado en 2014 fue de 46.552 euros, un 1,04% menor, según el diario El País. En el caso de los consejeros, sin embargo, la retribución aumentó un 24,1% en el mismo periodo. Si, como hizo Soria, se compara con un ministro, la desigualdad es evidente: 68.981 euros cobró cada miembro del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Normas