Interpreta las caídas bursátiles como un "ajuste necesario"

El FMI cree que es prematuro hablar de una crisis en China

Christina Lagarde, directora gerente del FMI
Christina Lagarde, directora gerente del FMI

El pavor a un frenazo de la economía mundial por culpa de China ha zarandeado a las Bolsas y ha llevado al Fondo Monetario Internacional a intentar calmar los ánimos. Tras el batacazo bursátil de ayer en todos los índices mundiales, el organismo presidido por Christine Lagarde lanza un mensaje de tranquilidad. Es pronto para hablar de una crisis china, afirman.

En concreto, Carlo Cottarelli, representante en el FMI de países como Italia y Grecia ha dicho en un a rueda de prensa que "es totalmente prematuro hablar de una crisis en China", tal y como recoge la agencia Reuters. En su comparecencia ha reiterado las previsiones del organismo internacional para la segunda economía del mundo: un crecimiento del 6,8% este año, por debajo del 7,4% del pasado ejercicio.

"La economía china se está frenando, pero es perfectamente natural que esto suceda. Lo que ha pasado en los últimos días es un shock en los mercados financieros que es lógico", ha añadido. Desde mediados de año, la Bolsa china se deja un 30%. Algo que, antes o después, tenía que pasar, según señala el FMI. Por eso, más que de crisis prefieren hablar, al menos de momento, de ajuste "necesario".

Además, Cottarelli ha confirmado que el FMI hablará en los próximos meses con las autoridades chinas sobre el nuevo sistema para fijar el tipo de cambio del yuan que estas acordaron hace una semana. Entre los objetivos del gigante asiático para tomar esta medida está su aspiración a que el yuan entre a formar parte de la cesta de divisas de los Derechos Especiales de Giro (SDR, por sus siglas en inglés), la divisa del organismo. Hasta septiembre de 2016, sin embargo, el FMI no cambiará la composición de este grupo de divisas.

El representante del FMI también ha hablado sobre Grecia. Cottarelli ha señalado que el fondo decidirá en los próximos meses si participa o no en el próximo rescate a Grecia.  El papel del organismo presidido por Christine Lagarde está condicionado a la reestructuración de la deuda helena. "El acuerdo sobre la sostenibilidad de la deuda se dará después de la forma del programa en dos o tres meses. Entonces el FMI será capaz de evaluar si interviene o no", ha dicho.

Normas