Francia lo ha establecido en 34 céntimos de euro

Los supermercados rechazan el precio mínimo para la leche

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, durante la reunión que ha mantenido esta tarde con representantes del sector lácteo para hacer seguimiento de las medidas del departamento, analizar el mercado y estudiar la mejora de la coyuntura actual.
La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, durante la reunión que ha mantenido esta tarde con representantes del sector lácteo para hacer seguimiento de las medidas del departamento, analizar el mercado y estudiar la mejora de la coyuntura actual. EFE

Hace unas semanas, el Gobierno francés anunció la imposición un precio mínimo, de 34 céntimos por litro, para la compra de este producto. Esta medida fue ayer protagonista en la reunión que mantuvo la Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, Isabel García Tejerina, con los representantes de toda la industria láctea, incluida la distribución.

Tejerina defendió tras el encuentro con el sector, basándose en el dictamen de la CNMC al respecto, que el Gobierno no puede por iniciativa propia establecer estos precios mínimos. “Es contrario a derecho”, afirmó. Argumentó que el Ejecutivo francés lo que ha hecho ha sido ratificar un acuerdo al que ha llegado toda la industria, por lo que dejó la puerta abierta a que esto se pueda lograr en España. En esta línea, explicó que el papel de su Ministerio durante la reunión ha sido proponer una serie de medidas para llegar a una mejora del precio de la leche.

La posibilidad de establecer un precio mínimo por ley se encontró también con el rechazo de la distribución. Una de las patronales del sector, Asedas, estuvo presente en la reunión de ayer con el objetivo de proponer actuaciones alternativas que ayuden a paliar la situación del sector. En este sentido, y ante la negativa del Gobierno de plantear el precio mínimo, el director general de la organización, Ignacio García, afirmó que el encuentro había sido “constructivo”.

Por contra, las asociaciones ganaderas repitieron en los momentos previos a la reunión su petición al Ejecutivo de que se instaurase esta medida como una forma de evitar que el precio siga cayendo. Actualmente se encuentra en torno a los 28 o 29 céntimos de euro de media por litro, mientras los costes están, según dichas organizaciones, por encima de los 30 céntimos.

Necesidad de consenso

Frente a estas diferencias, Tejerina reclamó la necesidad de que, como en Francia, toda la industria llegue a un acuerdo sobre el funcionamiento de la cadena. En esta línea, el Gobierno presentó un borrador con 12 propuestas para cada una de las partes del sector, aunque recordó que sin consenso “no serán eficientes”.

La crisis láctea no se circunscribe únicamente a España y Francia sino que afecta a toda la Unión Europea. En este sentido el portavoz de la Comisión Europea, Enrico Brivio, reconoció ayer la “volatilidad” de los precios en los países europeos pero descarto que se tome une medida como la francesa para asentar un precio mínimo. El próximo día 7 de septiembre hay un consejo extraordinario de Agricultura organizado por la presidencia de turno, en manos de Luxemburgo, para abordar el problema de sectores como el lácteo o el porcino.

La reunión de ayer fue un paso previo para la preparación de dicho encuentro. Tras la reunión europea, la industria y el Ministerio volverán a juntarse para valorar las medidas que se decidan en Europa así como el borrador de propuestas del Gobierno que fue presentado ayer por Tejerina.

Normas