El acuerdo entre Airbus e IndiGo beneficiará a la industria vasca

Aernnova facturará 10 millones con el A320neo

Planta de Aernnova.
Planta de Aernnova.

La compañía vasca Aernnova participará en la construcción de los 250 aviones A320neo que la aerolínea india IndiGo ha comprado al fabricante aeronáutico europeo Airbus, lo que le reportará una facturación de más de 10 millones de euros.

Airbus anunció ayer que IndiGo comprará 250 aviones del modelo A320neo, la mayor adquisición en la historia de este fabricante por número de aparatos.

El acuerdo de compra entre Airbus e IndiGo beneficiará a la industria aeronáutica vasca, que fabricará algunas de las piezas de los nuevos aviones del modelo A320neo.

Aernnova, que es uno de los principales proveedores de Airbus, construirá las rampas del tren de aterrizaje y los 'spares' del estabilizador horizontal, ha informado a Efe su director de relaciones institucionales, Jon Larrinaga.

Construirá las rampas del tren de aterrizaje y los 'spares' del estabilizador horizontal

El 75 % de las rampas del tren de aterrizaje se fabricarán en la planta de Gamarra (Vitoria) y el otro 25 % en su filial gallega, Coasa (Componentes Aeronáuticos SA).

Asimismo, los 'spares' del estabilizador horizontal se fabricarán en la filial gallega.

Larrinaga ha valorado la confirmación del pedido y ha explicado que el A320 “es el modelo de avión (de pasajeros) de más éxito que ha tenido Airbus”.

Son las aeronaves que se suelen utilizar para recorrer distancias medias y tienen capacidad para transportar unos cien viajeros, ha apuntado.

Su versión renovada, el A320neo, más silencioso y eficiente dado que consume menos combustible, tiene ya una cartera de pedidos que ronda los 3.000 aparatos, ha subrayado.

Larrinaga ha recordado que el sector aeronáutico lleva varios años obteniendo buenos resultados, con un crecimiento medio anual de la facturación del 5 %, por la demanda cada vez mayor de aeronaves.

“Esa es la expectativa para los próximos 15 o 20 años”, ha indicado.

Además, ha explicado que la renovación de aviones también supone un mercado importante para Aernnova porque está especializada en transformar elementos metálicos en material compuesto.

Ha recordado que Aernnova “empezó a despegar en el año 2010” y ha indicado que el punto más bajo de su facturación fue de 380 millones de euros a finales de la década pasada y en este momento está en los 615 millones de euros anuales.

Los buenos datos permiten a Aernnova mantener la previsión de su estreno en Bolsa en el segundo semestre de 2016, aunque dependerá de la situación económica de la compañía cuando concluya este año.

El objetivo de lanzarse al mercado bursátil es ver “qué capacidad de expansión” les concede una mejor capitalización, aunque ya están en los países “donde quieren estar”, ha apuntado.

Normas