Atenas afronta el jueves un nuevo pago al BCE

Semana de votaciones nacionales al tercer rescate a Grecia

El ministro de Finanzas griego, Euclides Tsakalotos, saluda a su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, en el encuentro extraordinario de ministros de Finanzas y Economía de la eurozona, en Bruselas, el pasado viernes.
El ministro de Finanzas griego, Euclides Tsakalotos, saluda a su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, en el encuentro extraordinario de ministros de Finanzas y Economía de la eurozona, en Bruselas, el pasado viernes.

Después de que el Eurogrupo diera luz verde el pasado viernes a un tercer rescate a Grecia, esta semana, los parlamentos de Alemania, Finlandia, Austria, Holanda, Estonia y Eslovaquia votarán la nueva ayuda al país heleno. Las leyes nacionales de estos Estados les obligan a pasar ese trámite para que el rescate tenga validez.

En España, las Cortes debatirán mañana martes en pleno extraordinario el acuerdo del nuevo rescate a Grecia. Aunque el Parlamento español no está obligado a votarlo, el Gobierno ha anunciado que se someterá a votación. Según el Gobierno, esa sesión permitirá “dotar de transparencia al procedimiento” y recalcará el compromiso de España con la construcción europea. Será el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien dará cuenta a partir de las 12 horas de los detalles del acuerdo, a diferencia de lo que ocurrió en 2010 cuando intervino el propio presidente del Gobierno. Posteriormente y durante unas seis horas, se celebrará el debate con los portavoces del resto de grupos parlamentarios, antes de votar la participación de España en la ayuda financiera a Grecia.

Uno de los debates más duros se vivirá el miércoles en Alemania, donde se desconoce cuántos diputados afines a Angela Merkel votarán por el no. En julio, 60 de los 311 parlamentarios del partido conservador rechazaron negociar una nueva ayuda a Grecia, una cantidad que ha crecido significativamente, pues en febrero no habían llegado a 30.

Merkel mostró a la televisión pública alemana su confianza en que el FMI participe en el nuevo paquete de rescate a Grecia. Además, parlamentarios de su partido consideran que Atenas “ha cooperado” y aceptado las condiciones alemanas. Con respecto a la quita de la deuda griega, la canciller descartó cualquier posibilidad, pero recalcó que hay otros métodos como ampliar los plazos de vencimiento o reducir los tipos de interés. Igual de tajante en este aspecto se mostró su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble. “Una quita total de la deuda está absolutamente descartada bajo la legislación europea, pero tenemos cierto espacio para extender los plazos, aunque no es mucho”, declaró. Schäuble dijo estar satisfecho con el acuerdo alcanzado el viernes y afirmó que supone la confirmación de la dura postura defendida por Alemania frente a Atenas. Según aseguró, Alexis Tsipras se ha dado cuenta de que Grecia debe realizar “esfuerzos extraordinarios” y Syriza “debe hacer más o menos lo contrario de lo que prometió durante la campaña electoral”.

Una vez finalizados los trámites nacionales, el consejo de gobernadores del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) se reunirá la tarde del miércoles para aprobar el acuerdo de financiación del programa y desbloquear así un primer tramo de 26.000 millones de euros. De esta forma, el jueves, día en que Grecia debe hacer frente al pago de 3.400 millones de euros al BCE, el país heleno contará ya con una primera inyección de 13.000 millones de euros.

Posteriormente, en septiembre u octubre, si cumple las medidas exigidas, Atenas recibirá otros 3.000 millones de euros en uno o dos tramos. De esta forma, podrá reembolsar los 7.160 millones de euros recibidos en un crédito puente de la UE y afrontar los pagos al BCE y el FMI.

Normas
Entra en El País para participar