Breakingviews

Shire aún tiene algo que decir

Baxalta ha rechazado una propuesta de fusión 75.000 millones de dólares (unos 67.500 millones de euros) del grupo farmacéutico británico Shire. La pregunta ahora es si Shire puede ofrecer más. Mirando más de cerca los números, parece que el jefe Flemming Ornskov no puede profundizar mucho más.

Para ofrecer más, Ornskov tiene que demostrar que se está creando suficiente valor. Tiene tres palancas de las que tirar. La fácil es cortar la tasa impositiva del Baxalta, utilizando las sedes suizas e irlandesas de Shire. Al aplicar una tasa potencial del 16,5% a para los beneficios estimados de Baxalta para 2017, según las previsiones de los analistas de Cowen, se ahorrarían 142 millones de dólares.

También dice que puede reducir los costes. Sobre la base de los recientes acuerdos de Shire, podría cortar 430 millones de ahorro, lo que equivale al 6% de los ingresos. Puede haber sinergias de ingresos también, pero estas son difíciles de estimar. Shire cree que puede sumar algo menos de 2.000 de dólares en ventas para 2020, aunque Baxalta asegura que no.

En conjunto, Ornskov tiene 8.200 millones de dólares en valor con los que jugar. Él ya ha revelado gran parte de esto a los accionistas de Baxalta. Su participación en la empresa resultante de la fusión, añadiendo el valor presente de las sinergias a las capitalizaciones de mercado no perturbadas, es de 8.100 millones de dólares mayor que antes de la irrupción de Shire.

Podría haber una cuarta palanca. Ornskov puede pensar que Baxalta es barato: se acaba de escindir de Baxter, y cuenta con un escaso seguimiento de los analistas. Unas sinergias de ingresos más altas, más el valor oculto le darían espacio para ser más generoso, pero el mediocre precio de la acción de Shire sugiere que podría resultar convincente para sus accionistas.

Normas