Está previsto que se vote este jueves en el Parlamento de Atenas

La UE analizará esta tarde el preacuerdo con Grecia

Funcionarios de la institución mantendrán una conferencia telefónica

Decidirán si se va al tercer rescate o se opta por una financiación puente

Fotografía de archivo tomada el 11 de julio de 2015 que muestra al ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos.
Fotografía de archivo tomada el 11 de julio de 2015 que muestra al ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos.

Funcionarios de alto rango de los gobiernos de la Unión Europea (UE) mantendrán esta tarde una conferencia telefónica para evaluar el principio de acuerdo alcanzado con Grecia y decidir sobre los próximos pasos, indicaron a Efe fuentes europeas.

El Comité Económico y Financiero de la UE (CEF), en el que están representados además miembros de los bancos centrales nacionales y altos cargos de la Comisión Europea (CE) y del Banco Central Europeo (BCE), será informado a las 12.30 GMT (14:30 hora española) del preacuerdo.

En la teleconferencia se tendrá que decidir si se “va directamente al tercer rescate” bajo el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate permanente de la eurozona, “o se opta por una financiación puente” para ayudar a Grecia a hacer frente a los pagos más urgentes, dijeron las fuentes

Para que Grecia pueda recibir un primer tramo de financiación del MEDE el país debe adoptar y también empezar a ejecutar primero una serie de acciones previas, recordaron las fuentes. Atenas se ha comprometido a legislar una serie de 35 medidas, en su mayoría de carácter fiscal.

El preacuerdo aún tendrá que ser aprobado por el Parlamento griego, los países de la eurozona y algunos parlamentos nacionales. De ahí que se analizará esta tarde si se puede o no esperar un desembolso del MEDE antes del 20 de agosto, fecha en la que Grecia debe hacer frente a un pago de 3.400 millones de euros al BCE.

Si no fuera así, Grecia tendría que solicitar un nuevo crédito puente, indicaron las fuentes, algo que Atenas quiere evitar, porque tal financiación solo resolvería algunos pagos inmediatos.

Tras una negociación que duró más de 20 horas, el país heleno y sus acreedores alcanzaron un acuerdo para el programa de rescate, confirmó el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, quien, no obstante, reconoció que todavía queda algunos "muy pequeños detalles" que cerrar.

Por su lado, la Unión Europea ha informado también de que las negociaciones han llegado a buen puerto. "Sí, hay un acuerdo", dijeron a Efe fuentes comunitarias, que no dieron más precisiones sobre el pacto.

Tras una negociación que se prolongó durante casi veinte horas, las partes lograron cerrar las últimas diferencias y se espera que en las próximas horas el proyecto de ley pueda introducirse en el Parlamento, con el objetivo de someterlo a votación el jueves.

"Tenemos fumata blanca", señalaron fuentes gubernamentales hacia las 08.30 hora local (05.30 GMT), tras una jornada maratoniana de negociaciones que tan solo fue interrumpida por unas horas para que Tsakalotos y el ministro de Economía, Yorgos Stahtakis, informaran al primer ministro, Alexis Tsipras, sobre el curso de las conversaciones.

Al salir de la reunión, Tsakalotos, visiblemente cansado, dijo estar satisfecho pero añadió que todavía quedan por cerrar "uno o dos muy pequeños detalles".

El proyecto de ley que incluirá tanto el programa de rescate como un primer paquete de medidas previas necesarias para obtener el primer desembolso entrarán hoy mismo en el proceso legislativo con el objetivo de que la votación se celebre el jueves, y un día después el Eurogrupo pueda aprobarlo oficialmente.

Grecia tenía prisa por cerrar el acuerdo para poder obtener el primer desembolso antes del día 20, fecha en la que vencen pagos al Banco Central Europeo por valor de 3.400 millones de euros.

Uno de los puntos que se acordaron en la recta final de las negociaciones, con especial importancia para Grecia, fue el relacionado con los objetivos presupuestarios.

Ambas partes convinieron que Grecia no deberá tomar medidas adicionales para compensar el desvío en los objetivos de superávit primario que se prevén debido al fuerte retroceso económico registrado en los últimos meses.

Para el año en curso, Grecia y las instituciones -Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional y Mecanismo Europeo de Estabilidad- acordaron que en lugar de un superávit primario de un 1 % del producto interior bruto (PIB), tan solo será necesario un déficit primario del 0,5 %.

Para 2016 se ha previsto un superávit primario del 0,5 %; para 2017, del 1,75 %, y finalmente para 2018, del 3,5 %, el objetivo que se había fijado inicialmente.

Aunque por ahora no se han conocido los restantes detalles del acuerdo, fuentes del Gobierno señalaron que también se logró un compromiso en cuanto al tratamiento que se darán a los créditos morosos de los bancos -uno de los principales escollos de la negociación- así como el formato jurídico que tomará el nuevo fondo de privatizaciones.

Grecia espera obtener en un primer desembolso 24.000 millones de euros, de los que 10.000 millones se destinarían a la recapitalización de la banca, 7.200 millones a devolver el crédito puente obtenido de los socios de la eurozona en julio y otros 5.000 millones al pago de vencimientos al FMI y al BCE, en agosto y septiembre.

Normas
Entra en El País para participar