El premio Nobel de Economía critica que no se haya incluido una quita de la deuda

Stiglitz califica el tercer rescate a Grecia de “incoherente”

Asegura que las reformas acordadas no revertirán en el crecimiento de la economía helena

Stiglitz a la salida de su reunión con el ministro de Finanzas griego, Euclid Tsakalotos, el pasado viernes.
Stiglitz a la salida de su reunión con el ministro de Finanzas griego, Euclid Tsakalotos, el pasado viernes.

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz ha calificado este miércoles el tercer programa de rescate de Grecia como "incoherente", porque no incluye una quita de la deuda y aseguró que las reformas acordadas no revertirán en el crecimiento de la economía.

"Incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que este programa provocará una reducción del PIB. El FMI pide una quita de la deuda y en el programa no está prevista una quita. Por eso es un programa incoherente", ha destacado el que fuera vicepresidente del Banco Mundial en una entrevista con la agencia de noticias griega AMNA.

El economista estadounidense ha insistido en que una quita de la deuda helena no es imposible en el marco legal de la Unión Europea, como han defendido representantes de algunos países miembros como Alemania.

"El FMI conoce bien las reglas y las leyes de Europa y nunca hubiera propuesto algo que no puede hacerse", ha subrayado.

Stiglitz, que ejerce como profesor en la Universidad de Columbia, ha recalcado que el programa "no es un camino hacia el bienestar sino un ultimátum: o lo aceptas o sales (de la eurozona)". Y ha señalado además que la entrada del país en la eurozona fue "un fracaso" y criticó que el euro haya fallado en alcanzar sus objetivos.

"Desde la introducción del euro hubo un crecimiento mucho menor que antes. Se supone que traería bienestar y trajo recesión y crac", ha destacado Stiglitz, quien ha recordado que el euro era antes de todo un proyecto político, que se suponía que contribuiría al acercamiento de los Estados miembros.

"No conozco una sola cosa que podría dividir Europa más (que el euro). En realidad contribuyó a disolver Europa" ha recalcado el economista, que  ha insistido asimismo en la necesidad de que Grecia emprenda reformas estructurales.

El Nobel ha mostrado, sin embargo, su escepticismo sobre las previstas en el acuerdo con sus socios europeos. A su juicio estas medidas "no son las más importantes y además algunas de ellas están mal planificadas".

Por último, ha expresado el deseo de que los acreedores colaboren con el Gobierno para introducir reformas más importantes que modernicen la economía, debiliten la oligarquía y hagan frente a la corrupción. "Desgraciadamente, en el pasado, algunas de las posturas de la troika sabotearon iniciativas de gobiernos anteriores para hacer frente a esos problemas".

Normas