Quiere dejarlos cerrados antes de que se disuelvan las Cortes

Acelerón definitivo de Hacienda a todos los presupuestos

El techo de déficit para las regiones es del 0,7% para este año

El 97% de los consistorios cerró el pasado ejercicio con superávit.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, flanqueado por la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, y el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, flanqueado por la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, y el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.

El Ejecutivo ha decidido pisar el acelerador para tratar de presentar las cuentas públicas antes de que concluya el verano. Y para ello ha puesto ya toda la maquinaria en funcionamiento para tratar de que las tres administraciones (Estado, autonomías y ayuntamientos) tengan sus cuentas presentadas antes de que lleguen las elecciones generales. En el caso de las del Estado, el Ejecutivo ya ha anunciado que el próximo viernes 3 presentará el techo de gasto y el objetivo es acelerar al máximo la tramitación de los presupuestos para que éstos se aprueben antes de que se disuelvan las Cortes. Pero el Ejecutivo no solo quiere dejar hecho el trabajo en la Administración General del Estado, sino que también quiere dejar las cuentas atadas en el caso de las autonomías (con competencias plenas en sanidad y educación) y de los ayuntamientos (las más saneadas y, por lo tanto, las que más pueden gastar en inversión).

Para ello, también ha optado por agilizar los plazos. Hoy estaba previsto que se hicieran públicas las cifras de deuda viva de los ayuntamientos en 2014. Finalmente no será así, ya que antes se presentarán y se debatirán en la Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL), que ha sido convocada a las 13:00 horas del próximo jueves. En la reunión de este organismo, que sirve de interlocutor de Hacienda con los consistorios, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, les presentará los datos reales de la deuda viva, que servirán para conocer cuántos recursos tienen que destinar al capítulo 3 (servicio de la deuda) antes de empezar a configurar sus cuentas públicas.

Desde Hacienda también se les recordará la posibilidad, establecida en un decreto del pasado ejercicio, para aquellos consistorios con superávit o remanente de tesorería positivo y que no hayan sobrepasado los límites de deuda que tengan autorizados, de destinar sus excedentes presupuestarios a inversiones que tengan que ver con actuaciones sostenibles (saneamiento de agua, tratamiento de residuos, transporte y ordenación del tráfico). En el caso de las carreteras y las infraestructuras, se establece el límite de que cuando el gasto supere los 10 millones de euros y conlleve un incremento de los capítulos 1 o 2 del Estado (gasto de personal o gasto corriente en bienes y servicios), deberá contar con la autorización previa del Ministerio.

Pocas horas después, el titular de Hacienda se desplazará a la sede de Economía, donde está convocada a primera hora de la tarde el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Las promesas electorales, fundamentalmente ligadas con el gasto, que han hecho públicas muchos partidos que han logrado hacerse con el Ejecutivo autonómico, chocan de frente con la ley de estabilidad presupuestaria y con los objetivos de déficit pactados con Bruselas. En 2014, el techo fue del 1% del PIB regional y se cerró con un 1,68%. El objetivo para este año es del 0,7%, una cifra que obliga a un ajuste adicional de 10.000 millones de euros en solo 12 meses. Algo realmente impensable, pese a la mejora económica y la menor carga de los intereses de la deuda a través de los fondos que ha habilitado el Ministerio de Hacienda a tipo cero.

La reunión además servirá para recordarles a catorce autonomías, excepto Canarias, Navarra y Galicia, la obligación que tienen de presentar un plan económico-financiero y que no han hecho, siempre según estas comunidades, por la convocatoria electoral del 24 de mayo. La única que lo ha remitido a Hacienda ha sido Cataluña (tuvo el segundo déficit autonómico más alto en 2014), mientras que Madrid solo ha hecho entrega de alguna documentación. El resto no ha presentado todavía ningún plan de actuación, pese a que hay algunas regiones (Murcia o Extremadura) en una situación muy similar a Cataluña.

Normas