Turismo interior

Soria, una tierra intacta y silenciosa que deja huella

Sus atractivos giran en torno a su riqueza paisajística y patrimonial.

Montenegro de Cameros
Imagen idílica de Montenegro de Cameros, localidad situada entre los puertos de Piqueras y Santa Inés.

El mapa de Soria dibuja una tierra casi intacta, vacía, donde se aprecia un equilibrio poco habitual (en esta España enladrillada) entre naturaleza, arte, pueblos y sus gentes. Antonio Machado, Gerardo Diego o Gustavo Adolfo Bécquer la convirtieron en su universo literario en algún momento. Soria se hizo poética.

Es una de las provincias más desconocidas de España. Y quiere darse a conocer. Su oferta turística gira en torno a su riqueza paisajística y medioambiental, una cultura gastronómica y micológica cada vez más apreciada y un patrimonio histórico-artístico asentado en el arte románico y el mundo celtíbero.

También es la menos poblada. Con poco más de 90.000 personas repartidas en 183 municipios y una densidad de población de nueve habitantes por kilómetro cuadrado, la provincia alberga, quizá por ello, una variedad paisajística y natural extraordinaria que merece la pena conocer poco a poco, sin prisas.

Una de las mejores opciones para recorrerla es seguir las diferentes rutas, senderos y caminos trazados, entre los que destaca el denominado Sendero Ibérico Soriano, el GR-86, que atraviesa la práctica totalidad de la provincia. Cerca de mil kilómetros desde Ágreda hasta Tiermes repartidos en una veintena de etapas que proporcionan gratas experiencias al aire libre.

Con longitudes de entre 6 y 27 kilómetros, es un excelente hilo conductor de la casi totalidad de los espacios naturales sorianos, donde se concentra una amplia muestra de flora, fauna y recursos geológicos, paisajísticos y etnológicos.

La Fuentona
La Fuentona, en Soria.

El Sendero Ibérico descubre al visitante las Tierras de Ágreda: desde el mestizaje de culturas que han pasado por aquí hasta los efectos del clima subdesértico del Este, que crea un escenario de cultivos de cereales y cerros multicolores de yesos, arcillas y calizas.

Esta ruta también atraviesa las Tierras Altas y El Valle, una zona donde se mezclan huellas de dinosaurio con casas solariegas, praderas de siega, dehesas pobladas de fresnos y robles, y fauna como el milano real y negro, la culebrera europea o el aguililla calzada.

De gran impacto para el caminante son el Parque Natural de Picos de Urbión y la Laguna Negra, a los que le acerca el sendero.

El trazado también recorre las tierras del Burgo de Osma, de indudable riqueza arquitectónica, así como el Parque Natural del Cañón del Río Lobos, un atractivo de la Soria más natural, y La Fuentona, de aguas cristalinas.

El paisaje soriano es heterogéneo: montes, sierras y valles, pastizales de verano y viñedos cercanos a la Ribera del Duero; bosques, parajes aislados y espacios naturales protegidos.

Buena parte de la importancia de la vegetación soriana procede de sus bosques. El Espacio Natural del Sabinar de Calatañazor, al pie de esta villa medieval, constituye el ejemplo en su especie más espeso del mundo, con ejemplares de hasta 14 metros de altura.

Guía para el viajero

El Castillo de Gormaz
Vista del castillo de Gormaz.

PARAÍSO SETERO. El medioambiente soriano forma parte de un sistema sostenible que enlaza con recursos naturales como la caza o la micología. La provincia es un ejemplo de regulación en la recogida de setas. Sus 600.000 hectáreas de masa forestal reúnen las condiciones naturales y climáticas idóneas para su desarrollo. Una amplia red de restaurantes, bares y alojamientos ayudan al visitante a descubrir y disfrutar de las setas.

COMER, BEBER. Además de las setas, en la gastronomía soriana tienen especial protagonismo los productos de la matanza, sus famosos torreznos o los derivados del cordero, el cabrito y la caza. De pescados, la trucha y el bacalao, y todo ello regado por los vinos de la DO Ribera del Duero que se elaboran en la provincia. Otra delicatessen de la zona es la mantequilla, que también tiene su propia DO. Para probar estos manjares
en fin de semana, el Tren Campos de Castilla arranca el 16 de mayo.

DORMIR. Soria dispone de una completa oferta de alojamientos de calidad, turismo rural –con más de 340 alojamientos–, y de vanguardia, con los nuevos establecimientos hoteleros y la especialización de algunos en centros de aguas termales.

Normas