Guerra abierta por la hipoteca más barata

Hipotecas: ¿Menos morosos, más oferta y mejores diferenciales?

Hipotecas: ¿Menos morosos, más oferta y mejores diferenciales?

Los datos permiten vislumbrar poco a poco una estabilización del mercado inmobiliario. Ahora empiezan a venderse más casas –según el Instituto Nacional de Estadística (INE) en marzo el número de compraventas de viviendas inscritas aumentó un 2,1% respecto a marzo del año anterior-, y como consecuencia el mercado hipotecario se reactiva. Tanto que según los últimos datos del Consejo General del Notariado los préstamos hipotecarios para la compra de vivienda aumentaron un 27,6% interanual en el mes de marzo, habiéndose celebrado 14.775 nuevos préstamos y con un importe medio de 118.587 euros –cuantía se incrementa un 0,5%-.

Otra buena noticia es que la morosidad en créditos destinados a la adquisición o rehabilitación de viviendas disminuye. Los datos del Banco de España así lo demuestran ya que durante el 2014, los créditos dudosos descendieron cada trimestre hasta situar el ratio de dudosidad en un 5,91% en el último trimestre.

Desatada la guerra por la hipoteca con el diferencial más bajo

Más venta de casas, más préstamos hipotecarios constituidos y menos morosidad son buenas noticias para la banca que ve cómo tiene que reaccionar ante el nuevo panorama que se está planteando. Han decidido establecer una estrategia de diferenciales bajos en sus hipotecas e incluso ampliar su gama de préstamos hipotecarios no solo a interés variable sino también a interés fijo. ¿A cambio de qué? En la gran mayoría de los casos a cambio de una alta vinculación con la entidad bancaria través de seguros de vida, de hogar, plan de pensiones y gasto con tarjetas.

Hipotecas a tipo variable más baratas.

Kutxabank ha sido una de las entidades protagonistas de esta guerra de hipotecas, situando su hipoteca a tipo variable a Euribor +1%, uno de los diferenciales más bajos del mercado. Pero en la pelea por ofrecer la mejor hipoteca, Liberbank es otra de las entidades que ha decidido formar parte activa en la batalla. Ha dado un paso más allá y ofrece su hipoteca con un diferencial por debajo del 1%, más concretamente al 0,99%, pero únicamente en los lugares que la entidad considera estratégicos –zonas en expansión-.

Otras entidades también mejoraron los diferenciales de sus hipotecas como por ejemplo ING Direct reduciendo el diferencial de la hipoteca Naranja hasta el 1,29%, Uno-e ofrece su hipoteca al 1,30%, Triodos Bank con su Ecohipoteca a Euribor +1,35% o el Banco Santander con la hipoteca al 1,49%. La última entidad en dar un golpe sobre la mesa en la batalla de las hipotecas ha sido BBVA, fijando su hipoteca a Euribor +1,25%.

Hipotecas a tipo fijo.

Pero la guerra por ofertar las mejores hipotecas no solo implica a aquellas con tipos variables, sino que las entidades también plantean una nueva estrategia de descenso de los tipos en las hipotecas fijas. Kutxabank de nuevo es protagonista lanzando su hipoteca fija al 2,5% de tipo de interés nominal, situándose entre las más baratas del mercado de las hipotecas fijas. Banco Sabadell también ofrece una nueva hipoteca a un interés del 2,90% nominal a un plazo de 20 años, es la llamada Hipoteca Fija Premium. La entidad Bankoa también puja por una hipoteca fija con un interés atractivo a través de su hipoteca con interés nominal del 3,00% a 20 años. ActivoBank es otra entidad que ha introducido novedades en su hipoteca fija, una bajada de 0,70 puntos, lo que sitúa el interés en el 3,25%.

La guerra sigue abierta y se puede pensar que lo seguirá estando si el mercado inmobiliario e hipotecario se sigue comportando de esta manera. Habrá que ver hasta qué punto pueden las entidades mantener estos diferenciales o incluso modificarlos a la baja.

Normas