Desayunos Cinco Días
De pie, de izquierda a derecha: Ricardo Fontecha, de Ferrovial Agroman; Carlos Milans del Bosh, de BBVA; Fernando García Canales, de Deloitte. Sentados, de izquierda a derecha: Alicia Revenga, de Seopan; Yaco Rosas Romero, de ProInversión y Bernardo Muñoz, de la Embajada de Perú.
De pie, de izquierda a derecha: Ricardo Fontecha, de Ferrovial Agroman; Carlos Milans del Bosh, de BBVA; Fernando García Canales, de Deloitte. Sentados, de izquierda a derecha: Alicia Revenga, de Seopan; Yaco Rosas Romero, de ProInversión y Bernardo Muñoz, de la Embajada de Perú.

Perú: un mercado en plena construcción

La seguridad jurídica que ofrece el país latinoamericano se convierte en uno de los principales atractivos que llama a las compañías españolas a invertir

China, Japón, México y también España son algunos de los escenarios por los que han pasado recientemente (y en algunos casos como el de nuestro país están pasando) los representantes de las instituciones peruanas promocionando las bondades que brinda este estado latinoamericano a la inversión extranjera, especialmente en el ámbito de las infraestructuras y los servicios públicos. ProInversión, la agencia de promoción de la inversión privada en Perú, cuenta en la actualidad con una amplia cartera que incluye proyectos que van del ámbito ferroviario o de la educación, a otros como el sanitario o el riego, y que despierta el interés de las compañías de todo el mundo.

“Nuestra misión principal en ProInversión es poder desarrollar infraestructuras y servicios públicos a través de asociaciones público privadas (APP), los ministerios por su parte se ocupan de la labor de hacer estos mismos proyectos pero a través de la obra pública”, señaló Yaco Rosas Romero, subdirector de Gestión de Proyectos de ProInversión durante el desayuno de trabajo organizado por CincoDías que reunió a representantes de las autoridades peruanas y de empresas españolas para debatir sobre las oportunidades de inversión en el país latinoamericano. Él mismo hizo referencia al gran déficit en infraestructuras del país y que ha llegado a los 87.000 millones de dólares (77.300 millones de euros).

“Contamos en estos momentos con carteras que son dinámicas”, explicó Rosas en referencia a la labor de la agencia. “Acabamos exponer en una presentación cerca de 26 proyectos cuyos montos estimados de inversión sumados se acercarían a 20.000 millones de dólares (unos 17.800 millones de euros), aunque eso puede ir variando”, aseguró.

Los portavoces de las empresas españolas presentes en la mesa hablaron del interés que existe desde hace tiempo en el país y de cómo muchas ya están presentes allí. Es el caso de las grandes constructoras agrupadas en Seopan, como explicó Alicia Revenga, directora del grupo exportador de la patronal. “Perú ha sido para nosotros uno de los países donde más presentes estamos, sobre todo muy diversificados. Tras unos años de ausencia hemos vuelto con mucha fuerza”, afirmó.

Para entrar en el mercado, la ayuda de un socio local fue descrita como uno de los pilares fundamentales en el sector. “La infraestructura tiene un contacto muy directo con el terreno, por lo que nuestra estrategia es siempre ir con un socio local”, aseveró Ricardo Fontecha, director de desarrollo de América Latina de Ferrovial Agroman. “Al llegar a un país que no conocemos o en el que tenemos una presencia reciente siempre necesitamos el apoyo de un socio local que es el que sabe, por ejemplo, cómo se puede mover un camión por las calles de una determinada ciudad o cómo localizar trabajadores”, aseguró.

“Aunque no hace falta necesariamente un socio local, creo que es importante porque hablamos diferentes idiomas”, explicó Bernardo Muñoz, consejero económico y comercial de la Embajada de Perú en España. “Lo que hace falta es alguien que vaya traduciendo y la ventaja de contar con un socio local es que se va a acelerar un proceso y, posiblemente, gastar menos”, argumentó Muñoz.

El consejero económico y comercial de la Embajada también hizo hincapié en cómo la relevancia del sector privado en Perú se convierte en un importante acicate para quienes se plantean invertir en Perú. “En los últimos 15 años se puede apreciar un crecimiento constante en el país en todos los sectores y quién ha estado liderando ese crecimiento ha sido el sector privado”, apuntó Muñoz. Con él coincidió Fernando García Canales, Senior Manager de Deloitte, que recalcó también la importancia que ha tenido y tiene la participación privada en el desarrollo del país. “En los últimos años en Perú el desarrollo de las APP, fundamentalmente mediante concesiones, ha sido muy importante”, recordó el representante de Deloitte.

Respecto a esta forma de colaboración público privada, valorada muy positivamente por los participantes en el debate, el director de desarrollo de América Latina de Ferrovial Agroman afirmó que se rige por una ley “muy pensada para lo que necesitan las compañías”. “En Perú han sabido discernir muy bien qué es lo que le interesa al Gobierno y qué a la empresa privada y satisfacer los dos intereses”, señaló Ricardo Fontecha.

Por su parte, Carlos Milans del Bosh, Global Head of Structured Finance de BBVA, se centró en la seguridad jurídica que ofrece el país a los inversores. Como reflejo de esas garantías, señaló la posición que ocupa Perú en el informe Doing Business –elaborado por el Banco Mundial y que refleja la facilidad para hacer negocios en un determinado estado– donde se sitúa en el puesto 35, justo por detrás de Colombia y España.

“A parte de que Perú cuenta con unas reglas que ofrecen una importante seguridad jurídica, para nosotros –la banca– es muy importante la estabilidad que nos ofrece el hecho de que los Gobiernos que se han sucedido en el poder las han respetado”, aseguró Milans del Bosch. “Al fin y al cabo hablamos de obras que cuestan mucho dinero con un plazo de retorno elevado, por lo que la continuidad cobra una especial importancia”, subrayó.

Para García Canales, otra de las opciones interesantes que ofrece el país latinoamericano la constituyen las iniciativas privadas. “Cuando es un promotor de infraestructuras o una constructora quién va a la administración con un proyecto que tiene ya un grado de diseño bastante alto y lo presenta para que esta lo estudie se consigue adelantar mucho”, explicó este experto. Se trata de una opción que ha permitido, tal y como explicó Yaco Rosas, de ProInversión, que al cierre este año de una de las ventanas abiertas para presentar iniciativas privadas cofinanciadas se hayan obtenido 147 propuestas centradas, principalmente referentes a las áreas educativa y sanitaria. Sin embargo, Ricardo Fontecha de Ferrovial Agroman, consideró que aún es necesario que haya un caso de éxito claro con esta fórmula.

La directora del grupo exportador de Seopan, Alicia Revenga, señaló por su parte otro de los mecanismos que ofrece Perú a las empresas del sector de las infraestructuras: el pago de obras por impuestos. Se trata de una obra pública financiada con impuestos que permite a las empresas reducir el pago del impuesto de sociedades y mejorar su relación con las comunidades locales. “Me parece una buena iniciativa sobre todo en el caso de obras pequeñas como las municipales: rehabilitaciones, mantenimiento de carreteras... Además pueden resultar muy interesantes para las pymes tanto locales como españolas”, opinó Revenga.

En este sentido y para finalizar el debate, el consejero económico y comercial de la Embajada de Perú quiso hacer referencia a las oportunidades que Perú ofrece, no solo a las grandes compañías en el sector de las infraestructuras, sino también a las empresas de menor tamaño. “Especialmente a través de algo tan necesario como la innovación y el desarrollo”, concluyó Bernardo Muñoz.

Apostando por unos proyectos flexibles

Aprender y mejorar por el camino fueron algunas de las frases repetidas en varias ocasiones por los representantes de las instituciones peruanas en el transcurso de la reunión organizada por CincoDías. Esta filosofía que se aplica al desarrollo que está viviendo el país en los últimos años es también la que utilizan las autoridades a la hora de afrontar los proyectos relacionados con las infraestructuras.

“Los proyectos van cambiando en el camino y se van adaptando a lo que el cliente quiere”, recalcó Bernardo Muñoz, consejero económico y comercial de la Embajada de Perú. “Hay unas reglas claras y un concepto que va variando de acuerdo a lo que este quiera asumir, algo que ha hecho que nuestro país sea muy interesante para los proyectos a largo plazo”, afirmó.

Para Yaco Rosas Romero, subdirector de gestión de proyectos de ProInversión, la flexibilidad es una de las principales características de los proyectos impulsados por esta agencia. “Partimos de una base que quizás sea simple, pero esperamos que a lo largo del proceso se vaya ajustando a lo que pueda haber en el mercado y terminar con un proyecto que tenga bancabilidad”, aseguró.

Para Rosas, esta característica también diferencia a Perú. “Sabemos que muchos otros países ya llegan con todo el paquete hecho y sin posibilidad de adecuar nada. Eso finalmente conduce a una aversión al riesgo y a que quienes se presenten sean empresas locales, perdiendo también la competencia que se busca”, explicó el representante de ProInversión que también señaló que aunque otros estados han intentado adaptar el marco legal peruano para promover la inversión, el criterio de flexibilidad no ha logrado implementarse.

Normas
Entra en EL PAÍS