El Gobierno necesita socios privados para ejecutar una cartera de 26 proyectos por 17.500 millones de euros

Perú, un país en obras, busca inversores

Las pymes pueden realizar obras municipales a cambio de desgravaciones fiscales o participar en los proyectos más grandes como proveedoras de los consorcios ganadores.

La construcción de una zona logística en el puerto del Callao es uno de los 26 proyectos en cartera del Gobierno peruano.
La construcción de una zona logística en el puerto del Callao es uno de los 26 proyectos en cartera del Gobierno peruano.

Perú parece un país en construcción. Al menos, esa es la impresión que da la cartera de proyectos del Gobierno peruano. Desde acuarios, centros de convenciones y grilletes electrónicos para reducir la sobrepoblación de las cárceles, hasta centrales hidroeléctricas, autopistas y una tubería que lleve gas licuado de petróleo de Pisco a Lima, el país ofrece oportunidades de inversión en todos los sectores.

Proinversión es la agencia peruana encargada de encontrar socios privados para llevar adelante estos planes. Durante una conferencia organizada por la Cámara de Comercio de Madrid, el organismo presentó a empresarios españoles una cartera de 26 proyectos por un total de 20.000 millones de dólares (17.500 millones de euros) que ejecutará bajo la modalidad de colaboración público-privada en los próximos años.

Aunque por el volumen de los importes comprometidos, la mayoría de ellos está fuera del alcance de pequeñas empresas, la agencia señaló que las pymes españolas pueden trabajar como proveedoras de los consorcios ganadores y acoplarse a los proyectos después de adjudicados.

Otra opción son las obras por impuestos. Esta modalidad permite a una empresa privada, de manera individual o en consorcio, financiar y ejecutar proyectos públicos convocados por gobiernos regionales, municipios o universidades, y recuperar la inversión con descuentos en el pago del impuesto a la renta peruano.

El Gobierno creó este mecanismo en 2008 para acelerar la ejecución de obras de infraestructura pública prioritaria, principalmente redes de agua y desagüe, vías y centros de salud. Las empresas interesadas pueden acceder a los presupuestos y las características de estos proyectos en el sistema electrónico de contrataciones del Estado (Seace), una base de datos online.

La zona logística del Callao y las líneas 3 y 4 del metro de Lima, entre las principales actuaciones

“Todos los proyectos están listados en una sola página web, es decir, que ahora mismo cualquier compañía puede saber en qué se va a invertir el presupuesto del Estado en 2016, por ministerio, sección y tipo de proyecto”, aseguró Bernardo Muñoz, consejero comercial de la Embajada de Perú en España, presente en la conferencia.

El consejero informó que España es el primer país inversor en Perú, con un volumen acumulado de 4.408 millones de dólares (3.900 millones de euros), el 19% del total, por delante de Reino Unido y Estados Unidos. Además, las empresas españolas han contribuido a la economía peruana con el pago de 2.000 millones de dólares en impuestos y la creación de más de 400.000 empleos.

A continuación, un repaso por algunos de los proyectos en cartera más importantes.

Zona logística y estacionamiento de camiones para el puerto del Callao

Ubicado a 15 kilómetros de Lima, en el centro de la costa peruana, el puerto del Callao es el sexto que más contenedores mueve en América Latina, con 1,8 millones de TEU (unidad equivalente a 20 pies). La concesión de los tres muelles principales está en manos de sendos operadores privados: la holandesa APM Terminals, la emiratí Dubai Ports World y el consorcio local Transportadora Callao, aunque este último está dedicado únicamente al embarque de minerales a granel.

Gracias a las grúas pórtico y otras mejoras introducidas por APM y DPW, el tiempo que una nave tarda en cargar y descargar los contenedores se ha reducido de días a horas en los últimos años. Sin embargo, la terminal no cuenta con una zona donde puedan estacionarse los camiones que entran y salen con la carga, por lo que los atascos en las inmediaciones del puerto son constantes.

Para reducir los tiempos de espera y los costes que la congestión de tráfico acarrea a exportadores e importadores, la autoridad portuaria ha encargado a Proinversión la adjudicación de un proyecto para el desarrollo de una zona de actividades logísticas y un antepuerto.

El plan contempla el diseño, la financiación, construcción, operación y el mantenimiento de ambas infraestructuras en un terreno de 34 hectáreas cedido por la Marina de Guerra. En la zona de actividades logísticas se prestarán servicios de almacenamiento, carga, descarga, empaquetado, sellado, envasado, precintado, tratamiento fitosanitario y control aduanero, entre otros.

En el antepuerto habrá un sistema de citas para el ingreso de los vehículos a la terminal, un centro de servicios para camiones (gasolinera, estación de lavado, taller de reparación) y otro para choferes (cafetería, aseos, zona de descanso, supermercado, etcétera).

El ganador recibirá la concesión de las infraestructuras por 30 años.

“El monto de la inversión todavía está en evaluación, pero bordearía los 100 millones de dólares”, estimó Yaco Rosas, subdirector de gestión de proyectos de Proinversión, quien precisó que la obra se pagará con las tarifas que abonarán los usuarios por el uso de las instalaciones.

La agencia publicó las bases del plan el 16 de octubre de 2014 y espera adjudicarlo en el último trimestre de este año.

Monorriel de Arequipa

Arequipa es la segunda ciudad más grande de Perú con 1,2 millones de habitantes. Por la belleza de sus casonas e iglesias coloniales hechas con piedra volcánica de color blanco, es el tercer destino turístico después de Cuzco y Lima.

Pero el aumento del parque automovilístico ha enloquecido el tráfico. Hace dos años, la Cámara de Comercio de Arequipa estimó que la tardanza que los atascos producen en el desplazamiento de los trabajadores cuesta a la economía local unos 39 millones de soles mensuales (11 millones de euros al cambio actual).

Como solución al problema, el grupo brasileño Queiroz Galvao propuso al Ministerio de Transportes la construcción de un monorriel de 14 kilómetros que cruce toda el área metropolitana sobre una base elevada. El Gobierno aceptó la iniciativa y encargó a Proinversión que evalúe su viabilidad.

Por tratarse de una iniciativa privada, una vez publicadas las bases, el organismo dará un plazo de 90 días para que otras empresas declaren su interés en la obra. Si esto ocurre, la agencia organizará un concurso público. De lo contrario, adjudicará el proyecto de manera directa.

El proyecto aún no ha sido convocado, pero consistirá en el diseño, construcción, equipamiento, financiación, operación y mantenimiento del sistema de transporte. El importe de la inversión todavía está en evaluación, pero será cofinanciado por el Estado.

De concretarse, el monorriel no solo mejorará la calidad de vida de los habitantes de Arequipa, sino que también ayudará a reducir la emisión de gases tóxicos y la contaminación sonora.

Líneas 3 y 4 del metro de Lima

En marzo de 2014, el Gobierno adjudicó a un consorcio liderado por ACS y FCC la línea 2 del metro de Lima y un ramal que conectará el aeropuerto con la capital por un total de 3.900 millones de euros. Ahora, es el turno de las líneas 3 y 4, que movilizarán a 3,5 millones de personas a lo largo de 32 y 30 kilómetros, respectivamente.

Metro de Lima
Estación de la línea 1 del metro de Lima.

Las redes serán adjudicadas por separado, pero demandarán una inversión conjunta de alrededor de 5.000 millones de dólares que serán cofinanciados.

Proinversión espera que la línea 3 sea adjudicada en el tercer trimestre de 2016 y la 4 en 2017. El tiempo por el que se daría en concesión la construcción y operación del servicio aún está en evaluación, aunque si se repiten los plazos dados al consorcio ganador de la línea 2, sería de 5 y 30 años, respectivamente.

Hospitales

Essalud, la entidad pública encargada de gestionar la seguridad social en Perú, quiere encargar la construcción de tres nuevos hospitales en Piura, Chimbote y Lima. Proinversión estima que la inversión conjunta podría ascender a 400 millones de dólares. En paralelo, el Ministerio de Salud está buscando una empresa que se encargue de la gestión integral de los residuos hospitalarios de sus centros de Lima y Callao.

Centro de convenciones

Lima acogerá en octubre de este año la Junta Anual de Gobernadores del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, para lo cual está construyendo un centro de convenciones con aforo para 10.000 personas en el distrito de San Borja. El encargo que ha recibido Proinversión es buscar una empresa que tome a su cargo la operación y mantenimiento del centro. El ganador recibirá la concesión durante un periodo de 15 o 20 años.

Estabilidad relativa

Protestas contra Tía María
Agricultores marchan en protesta contra el proyecto minero Tía María en Arequipa, el 9 de mayo pasado. Efe

El Embajador de Perú en España, Rafael Roncagliolo, abrió la jornada en la Cámara de Comercio con una exposición en la que agradeció “el esfuerzo denodado” del Gobierno español para conseguir que la Unión Europea acepte la firma de un tratado de libre comercio con Perú y Colombia, y la eliminación de la visa para peruanos y colombianos, a la espera de los acuerdos bilaterales que permitirán que la medida se haga efectiva.

Roncagliolo, ex ministro de Relaciones Exteriores, defendió que su país es un lugar interesante para la inversión extranjera, entre otras razones, por su crecimiento económico sostenido y notable (una media del 5% en los últimos tres años, según datos del FMI) y por su estabilidad política. “En 2016 tendremos elecciones presidenciales, pero gane quien gane nadie espera que las grandes líneas económicas vayan a cambiar”, aseguró.

Sin embargo, si bien es cierto que desde la vuelta a la democracia en 2001, los tres presidentes que se han sucedido en el sillón de Pizarro han respetado el orden constitucional y mantenido el modelo económico, la escena política no ha estado libre de sobresaltos.

En los cuatro años que lleva de mandato, el presidente Humala ha tenido que recomponer varias veces su equipo de ministros, casi siempre por escándalos de corrupción o conflictos sociales. El último cambio importante se produjo hace poco más de un mes cuando nombró a Pedro Cateriano como su séptimo jefe de gabinete, luego de que su predecesora en el cargo fuera censurada por el Congreso.

El parlamento, bajo el control de los partidos de la oposición, consideró a Ana Jara, la jefa de Gabinete defenestrada, responsable del espionaje practicado a políticos y empresarios por parte de la agencia de inteligencia.

Roncagliolo destacó también que el Perú es una nación que ofrece “plena estabilidad jurídica” al inversor, y si bien es cierto que a diferencia de otros países de la región como Argentina, Bolivia o Venezuela, no ha expropiado ninguna empresa o incumplido un contrato, cada cierto tiempo se ve sacudido por conflictos sociales que impiden o retrasan la explotación de concesiones mineras, gasíferas o petroleras.

Ahora mismo, agricultores del valle del Tambo, en Arequipa, se oponen a la ejecución del proyecto minero Tía María de la mexicana Southern Cooper por temor a que el polvo de la operación contamine sus cultivos. No obstante, el estudio de impacto ambiental de la mina ha recibido el visto bueno de las autoridades.

A menudo, conflictos como este desembocan en episodios de violencia, con la policía enfrentándose a los manifestantes. Expertos opinan que situaciones de este tipo podrían evitarse si antes de entregar las concesiones, el Ejecutivo explicase a las comunidades involucradas los beneficios sociales de los proyectos y tuviese en cuenta sus preocupaciones.

Normas