El importe aumentará si Bruselas le concede una ayuda

Protos invertirá al menos 1,8 millones en su bodega burgalesa

El directivo señala que su crecimiento está condicionado por el crecimiento económico: “En 2015 facturaremos más, porque el ciclo económico muestra una tendencia alcista”

Instalaciones de Bodegas Protos en la localidad de Peñafiel (Valladolid), en la Ribera del Duero.
Instalaciones de Bodegas Protos en la localidad de Peñafiel (Valladolid), en la Ribera del Duero.

Protos se lo juega todo a dos cartas, Rueda y Ribera del Duero. La empresa vitivinícola llevará a cabo en los próximos meses una inversión de “1,8 millones de euros como mínimo” para ampliar su instalaciones en la localidad de Anguix (Burgos), donde produce vino bajo la segunda de estas denominaciones de origen. Así lo ha explicado a este periódico Carlos Villar, director general y consejero delegado de la firma de origen vallisoletano.

La cifra de la inversión aún no está cerrada, porque depende de la concesión de una ayuda de Bruselas destinada a mejorar la producción y la comercialización de los vinos. “Si la resolución es positiva, este año empezaremos a reinvertir en la zona de Ribera del Duero”, aclara. La cantidad podría crecer por encima de los mencionados 1,8 millones.

Villar se muestra cauto en este sentido por dos motivos. En primer lugar, Protos “todavía está digiriendo” la inversión de 36 millones de euros que llevó a cabo en 2008 en la sede central de sus instalaciones en Peñafiel (Valladolid) “cuando solo facturábamos 21 millones”, además de finalizar este año la última ampliación de su bodega de Rueda con el objetivo de “doblar su capacidad productiva y elaborar vinos de mejor calidad”, que le ha costado dos millones. Por otra parte, el director general declara que la empresa “no tiene una gran obsesión por crecer en volumen, sino que solo intenta atender a la progresiva demanda de nuestros vinos, mientras no influya en la calidad”. El directivo señala que su crecimiento está condicionado por el crecimiento económico: “En 2015 facturaremos más, porque el ciclo económico muestra una tendencia alcista”. La bodega ha facturado un 10% más en los cuatro primeros meses del año que durante el mismo periodo de 2014.

Carlos Villar, director general y consejero delegado de Bodegas Protos. ampliar foto
Carlos Villar, director general y consejero delegado de Bodegas Protos.

Protos ingresó 31,13 millones de euros durante el ejercicio 2014, un 6,4% más frente a los 29,26 millones de 2013. Su beneficio alcanzó los 7,91 millones, con un aumento del 10,2% con respecto al año anterior, y su resultado bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 14,6 millones, un 4,4% superior al del ejercicio anterior. La compañía ha crecido un 40,4% en volumen desde 2009, pasando de 4,35 a 6,11 millones de botellas vendidas cada año.

El responsable atribuye los mejores resultados de la bodega durante los últimos cinco años al repunte del consumo en hostelería durante 2014 y al hecho de tener una marca “muy potente y antigua, nacida en 1927”, así como a su diversificación por canales. Protos exporta a 94 mercados en todo el mundo.

Villar aclara que el consumo de vino no ha aumentado, sino que se ha producido una traslación hacia los productos de más calidad, algo que “ha favorecido a Protos por estar situada en zonas de reconocido prestigio”. Un 45% de los ingresos de compañía provienen de la hostelería nacional y un 29%, de la distribución interna. Solo un 20% es obtenido gracias a la exportación y el 6% restante corresponde a los clientes privados (enoturismo y club de vinos).

No volverá a trabajar con Lidl
Preguntado por si será posible volver a comprar Protos en la cadena de supermercados Lidl, Villar afirma que es muy improbable por motivos de “confianza”. El responsable de las bodegas dice que, en su momento, Protos explicó sus reglas de juego al distribuidor y este las aceptó, pero en la firma vallisoletana “nos sentimos engañados porque Lidl no cumplió”. Villar añade que se intentó solucionar el conflicto indicando a la cadena que no podía vender a pérdidas ni comunicar que el crianza era de una puntuación superior a la real, pero el distribuidor no rectificó, según él.

No obstante, el responsable de Protos asegura que “Lidl es una gran empresa” y lamenta haber cerrado puertas de cara a trabajar juntos en el futuro, “cuando no había necesidad”. Villar resalta que ambas partes han perdido en este conflicto, pero insiste en que la bodega debe comportarse “de manera coherente”.

El directivo señala que la compañía está intentando posicionarse en el segmento alto de los vinos blancos. Destaca que “Rueda es una denominación de origen que ha crecido exponencialmente durante los últimos años, aunque es cierto que más del 80% del vino comercializado es el de precio más bajo”, pero aclara que Protos ha pretendido hacer un blanco premium y acceder a un nicho de mercado más focalizado.

Protos tiene cinco instalaciones en España (tres de producción y una de crianza en Ribera de Duero, además de una de producción en Rueda). Cuenta con 55 empleados fijos, que se complementan con picos de contratación durante la vendimia. La firma gestiona unas 1.100 hectáreas de viñedo, de las que dependen alrededor de 500 familias.

Normas