Piden la retirada de las "precipitadas y desproporcionadas" acusaciones del Fincen

Los dueños de BPA niegan a EE UU que su “actividad principal” fuera el blanqueo

Los hermanos Cierco, copresidentes y accionistas mayoritarios de BPA argumentan que contrataron a KPMG y Deloitte para prevenir prácticas de blanqueo.

Imagen de una oficina de Banca Privada de Andorra (BPA), en Andorra.
Imagen de una oficina de Banca Privada de Andorra (BPA), en Andorra.

Los hermanos Ramón e Higini Cierco, copresidentes y accionistas mayoritarios de Banca Privada de Andorra han remitido un escrito a las autoridades estadounidenses defendiéndose de las graves acusaciones contra la entidad que se hicieron públicas el pasado 6 de marzo.

En el escrito dejan de manifiesto su “desacuerdo con la afirmación de que el grupo BPA es una institución financiera cuya principal actividad es el de lavado de dinero” para redes internacionales del crimen.

En la carta, remitida a través del bufete de abogados norteamericano Lewis Baach sostienen que la acusación realizada por el Fincen (organismo de prevención de delitos financieros que depende del Tesoro de EE UU) debe ser retriada.

“Si el Fincen hubiera entablado un diálogo confidencial con el banco habría podido concluir que presentar este escrito era precipitado y desproporcionado”, sostienen. La acusación, entienden, “se basa en gran medida en acontecimientos sucedidos en el pasado y ya judicializados” sin que se identifiquen nuevos “riesgos inminentes”.

De haberlo hecho, sostienen, “los hermanos Cierco (accionistas mayoritarios) lo habrían abordado de inmediato". En su argumentario, estos señalan que la denuncia de EE UU “provocó consternación y generó un profundo impacto en los accionistas mayoritarios, sus 1.000 empleados y los más de 25.000 depositantes, distribuidos en 31 sucursales en tres países”.

Los hermanos Cierco destacan además que aprobaron “desde 2003 la contratación de dos de las principales firmas de auditoría del mundo,como son KPMG y Deloitte, para realizar auditorías anuales de prevención de blanqueo de capitales”.

“Estas firmas de auditoría realizaron revisiones completas y con acceso a todo tipo de archivos para asegurar el cumplimiento de los sistemas de cumplimiento normativo de BPA con las leyes anti-blanqueo de Andorra”, aducen, apuntando que tanto estas dos firmas “como los reguladores del gobierno, aprobaron los sistemas y mecanismos de cumplimiento normativo de BPA” sin que saltaran alarmas similares.

El abogado de los hermanos Cierco asegura que "están comprometidos con la cooperación" tanto con las autoriades de EE UU, como con las de Andorra y las de España, donde BPA poseía Banco Madrid, intervenido y ahora en fase de liquidación al encontrarse también indicios de blanqueo de capitales en esta filial.

Normas