Una cuarta parte del total

Draghi 'pone' en rojo 210.000 millones de deuda española

El 25% de la deuda estatal está en números rojos

Los tipos más bajos para bonos que vecen en julio son del –0,05%

Mario Draghi, presidente del BCE.
Mario Draghi, presidente del BCE.

El efecto de las compras de deuda pública lanzadas el mes pasado por el BCE es ya muy notable. Letras y bonos del Tesoro español por más de 210.000 millones de euros ofrecen rentabilidades negativas, según datos recopilados por Bloomberg. Este importe representa aproximadamente el 25% de la deuda estatal en circulación que el país tenía a cierre del pasado marzo.

El presidente del BCE, Mario Draghi, se ha comprometido a comprar deuda pública y privada por valor de 60.000 millones de euros mensuales hasta septiembre de 2016 como mínimo.

El objetivo del banquero central es elevar la inflación e incentivar que el crédito se destine a la economía real. Eso sí, las compras no pueden provocar que los activos ofrezcan intereses negativos más allá del –0,2%. Las letras con vencimiento hasta en 2016 ofrecen en todos los casos rendimientos negativos. Los creadores están dispuestos a comprar cualquier letra a tipos no superiores al 0%, y a vender las letras a tipos no inferiores al -0,028%. Este es el tipo negativo más acusado, el de las letras que vencen el 17 de julio.

Lo mismo ocurre con la deuda con vida residual hasta 1,5 años. La media entre los tipos de compra y de venta para los bonos desde julio 2015 (vencimiento en tres meses) hasta octubre 2016 (vencimiento en 1,5 años). Comprar los bonos que vencen el 30 julio supone una rentabilidad negativa de casi el –0,05%. Esto por lo que respecta al mercado secundario.

En el primario, las última subastas de letras a tres meses y seis meses ofrecieron rentabilidades medias del -0,002% y -0,029%, respectivamente. Fuentes del mercado aseguran que el hecho de que Grecia haya quitado al ministro Varufakis de la primera línea de negociación con la Unión Europea también ha contribuido a esta evolución.

Emisión de Madrid

Mientras los tipos negativos toman el control de la deuda estatal, la Comunidad de Madrid colocó ayer 500 millones en un bono a siete años al 1,189% de interés. “El 57% de la emisión ha sido captada por bancos y el 37% por fondos de inversión, el 70% de ellos extranjeros”, asegura la comunidad en una nota.

Esta emisión se produce pese a que el pasado diciembre el Ministerio de Hacienda anunció a las comunidades autónomas que se haría cargo del pago de todos los intereses de la deuda autónomica, siempre que así lo solicitaran. También a las que, como la Comunidad de Madrid, tienen acceso a los mercados de deuda.

Normas