Tribuna

La UE y el reglamento sobre índices de referencia

A raíz de las acusaciones de los responsables políticos de la UE sobre la manipulación de los índices líbor y euríbor, la Comisión Europea pasó en 2012 a modificar las propuestas del Reglamento sobre Abuso de Mercado y las sanciones penales de la Directiva de Abuso de Mercado al objeto de clarificar que la manipulación de los Benchmarks (índices de referencia) estaba sujeta a sanciones. El Comisario de Competencia de la Comisión, Joaquín Almunia, inició una investigación sobre posibles prácticas de cártel y en defensa de la competencia, sancionando con multas por un valor récord de 1.700 millones de euros para varios grupos bancarios por la manipulación del euríbor y el yen.

La Comisión entendía que estas medidas no podían ser las únicas de la UE en relación a este tema. Se necesitaba una propuesta de revisión de los Benchmarks que tuviera carácter preventivo y correctivo, que presentara un enfoque coherente del conjunto de la UE y redujera la libertad de acción a los reguladores nacionales.

En junio de 2013, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) y la Autoridad Bancaria Europea publicaron los Principios no vinculantes sobre los procesos de creación y definición de Benchmarks en la UE, y en julio de 2013, la Organización Internacional de Comisiones de Valores (Iosco) lanzó sus propios principios no vinculantes para Benchmarks financieros.

CFA Institute ha respondido a la mayoría de las consultas sobre el tema y ha escrito un editorial que resume su posición. CFA Institute cree que una mayor transparencia sobre el cálculo y la creación de los Benchmarks es clave para la defensa de la integridad financiera. A la hora de calcular los Benchmarks deberían utilizarse los datos de transacciones reales, y además, sus creadores deberían proporcionar la transparencia necesaria para que los usuarios puedan entender y evaluar la metodología de creación y cálculo de los Índices de Referencia.

En septiembre de 2013, salía la primera propuesta de la Comisión Europea para una reglamento vinculante sobre Benchmarks (lo que significa que la ley es obligatoria y aplicable en todos los Estados miembros, a diferencia de una directiva que necesita ser transpuesta a la legislación nacional y permite cierta flexibilidad).

El primer borrador se debatió en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo. Aunque en los debates de la Comisión había un consenso general, todavía quedan cuestiones importantes a debatir.

Por ejemplo, si ciertos Benchmarks pueden estar exentos de la legislación y, en caso de que así fuera, cuál es el umbral de exclusión. También si los derivados over-the-counter (OTC) deben ser incluidos o no, y qué hacer con las commodities.

Otro tema importante es la aplicación de esta normativa en países fuera de la Unión Europea, sobre todo para evitar que la UE sea menos competitiva en el entorno global. La clave podría estar en referenciar a aquellos administradores de Benchmarks que aplicaron el código Iosco, de forma que la UE podría aceptar ese cumplimiento como equivalente a sus exigencias de regulación, o se podría conceder al proveedor una equivalencia provisional y dejar que ESMA pueda juzgar si el proveedor cumple con los principios de Iosco o no.

El tercer tema es la transparencia de los datos y cómo evitar que esta impacte en temas de propiedad intelectual y otras consideraciones comerciales.

Por último, en aras de la estabilidad financiera, es realmente importante que la regulación proteja de posibles consecuencias financieras negativas, sobre todo en circunstancias en las que la falta de agentes encargados de cotizar índices (como el líbor) pueda afectar a la fiabilidad y la representatividad del índice de referencia.

Estos temas se presentaron en enmiendas a lo largo del año 2014 y esperamos que en 2015 salga una nueva actualización del reglamento, que podría ser el definitivo, con el objetivo de entrar en vigor durante el 2016.

Josina Kamerling es directora de regulatory outreach de EMEA en CFA Institute. Mónica Gordillo es responsable de global Performance en BBVA AM.

Normas