Tusk a Tsipras: “Siga el ejemplo de España”

Merkel y Hollande urgen a Grecia a que concrete sus reformas

Merkel y Hollande urgen a Grecia a que concrete sus reformas

El tiempo apremia y no se puede perder”, señaló en Berlín la canciller alemana, Angela Merkel, tras presidir junto al presidente francés, François Hollande, el 17 consejo de ministros conjunto franco-alemán. Ambos mandatarios insistieron en que Atenas no tiene otra alternativa que alcanzar un acuerdo con el Eurogrupo (ministros de Economías de la zona euro) sobre las reformas que deberá llevar a cabo a cambio de nuevas ayudas o préstamos. “Grecia sabe que Europa es su destino. Si Grecia quiere seguir en la eurozona, tiene que seguir con este proceso”, señaló Hollande. Las negociaciones entre Grecia y el resto del Eurogrupo continuarán hoy con una teleconferencia a nivel técnico, aunque todas las fuentes coinciden en señalar que no se espera un acuerdo inminente.

Tras la pausa de Semana Santa, los contactos se reanudarán el 8 de abril, pero de nuevo a nivel técnico y sin previsiones de acuerdo.Las reuniones de esta semana han acabado con escasos avances y con ambas partes reprochándose mutuamente la falta de acuerdo. Bruselas acusa a Atenas de presentar un listado de reformas muy vagas y basadas en presuntos aumentos de la recaudación mediante la lucha contra el fraude y no en recortes efectivos del gasto.

El Gobierno de Alexis Tsipras, por su parte, asegura que “mantenemos nuestra voluntad de alcanzar un rápido acuerdo con las instituciones europeas en base a un marco que no incluya medidas que provoquen la recesión”. Entre esas medidas, solicitadas por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI) y rechazadas por Grecia, figuran los recortes de salarios y pensiones y las subidas de impuestos como el IVA.

El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, que ayer se reunió en Madrid con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, recomendó a Tsipras que “se inspire en el esfuerzo de reformista España, que ha sido una historia exitosa”. Tusk impartió este consejo con Rajoy al lado pero aseguró que “no se trata de un cumplido, sino de una realidad porque España es uno de los países más prometedores dentro de la economía europea”.

Rajoy también animó al Gobierno griego a culminar el proceso de reformas reclamado por la troika, lo que permitiría liberar el último tramo del rescate (1.800 millones de euros) o las ayudas derivadas del programa de compra de deuda (1.900 millones de euros, sin necesidad de reembolso).

“Espero”, dijo Rajoy, “que Grecia se dé cuenta, y estoy convencido de que es así, de que las conversaciones con las instituciones europeas pueden dar lugar a una solución razonable”.
Grecia, sin embargo, insiste en que el problema es la insostenibilidad de su deuda. “Es una verdad desagradable para nuestros acreedores pero inevitable”, señala el ministro griego de Finanzas, Yannis Varufakis, en una entrevista publicada ayer por Le Monde. “Grecia”, añade Varufakis, “necesita una reestructuración inteligente de la deuda, que vincule el reembolso, por ejemplo, al crecimiento del PIB”.

Normas