Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España

“Las empresas son la solución al cambio climático”

“Las empresas son la solución al cambio climático”

Mañana sábado, 28 de marzo, tendrá lugar La Hora del Planeta, iniciativa de WWF que consiste en que, entre las 20.30 y las 21.30 horas, se apagan las luces en domicilios privados, en monumentos públicos o, en el caso de las empresas, los carteles de sus edificios. Como organizadora de esta acción, WWF explica que se lanza una señal visual, que no pretende traducirse en ahorro energético –se lleva a cabo en un momento de bajo consumo–, sino “lanzar un mensaje simbólico sobre el cambio climático, un problema que afecta a toda la sociedad y sobre el que los Gobiernos deben ejercer ciertas acciones”.

Pregunta. ¿Son las energías renovables la única solución al cambio climático?
Respuesta. El remedio reside en un conjunto de factores. Por supuesto, el despliegue masivo de energías renovables es fundamental. Pero también hay que trabajar en eficiencia energética y reducir el consumo, aunque generemos energía limpia. Además, tiene que ver con nuestra forma de vida y, para ello, debemos concienciar a la población sobre su relación diaria con el medioambiente. De cara a 2050 y por recomendaciones científicas, pretendemos erradicar por completo las emisiones de CO2 a la atmósfera, lo que supone un cambio social y económico de una dimensión extraordinaria.

P. ¿Cree que es posible alcanzarlo?
R. Está habiendo una auténtica revolución en este aspecto, sobre todo en el mundo empresarial. Hay muchas empresas en todo el mundo –dedicadas a la tecnología, las energías renovables y la construcción eficiente– que están moviéndose en esta dirección y que suponen la solución. Están posicionándose de forma muy hábil en sus líneas de negocio. En España hay muchas empresas que están en la dirección adecuada. Aunque también es verdad que necesitan alzar la voz y pedir al Gobierno que tome medidas.

P. ¿En qué consiste La Hora del Planeta?
R. Se trata fundamentalmente de una campaña mundial que pretende dar un toque de atención sobre el problema que supone el cambio climático. Es una campaña de concienciación y es uno de los pocos eventos a nivel mundial donde toda la sociedad se reúne alrededor de un problema. Además de sensibilizar, nosotros también ejercemos presión al incluir este tema en la agenda pública.

P. Esta es la novena edición de La Hora del Planeta, ¿han tenido éxito las anteriores convocatorias?
R. Cada vez más, aunque esta es una batalla lenta. Llevamos más de 20 años denunciando el cambio climático. Al principio, nos calificaban de catastrofistas, pero ahora pretendemos que todos los agentes sociales sean conscientes del problema que afecta al clima. Pienso también que muchas compañías empiezan a creérselo. De hecho, en esta campaña, el número de empresas ha crecido de forma espectacular y hemos alcanzado las 150 inscripciones para realizar algún tipo de acción. Entre ellas se encuentran pequeñas empresas, así como grandes firmas. Algunas no tienen una política de ahorro energético, pero otras sí. Quisiéramos ir más rápido, porque el cambio climático es muy urgente, pero pensamos que con acciones como esta, salimos del discurso típico de las organizaciones ecologistas. Queremos que esta sea una campaña amable, lúdica, a la que se pueda sumar todo el mundo, e intentamos que sea colectiva para dar la idea de que es un problema demasiado grande, que necesita de un esfuerzo conjunto. En general vamos lentos, pero con La Hora del Planeta hemos visto mucha progresión.

P. ¿Cuál es el propósito final?
R. La Hora del Planeta de este año supone el arranque de nuestra campaña de cara a la cumbre de la ONU sobre el cambio climático (COP 21) que se celebrará en París en diciembre. Queremos llamar la atención de la opinión pública y también comprometer a las empresas para que pidan al Gobierno alcanzar un acuerdo en esa cumbre. España tiene grandes oportunidades en la economía baja en carbono. Tanto las renovables como la rehabilitación energética de un parque de más de 20 millones de viviendas pueden generar mucho empleo en el país.

“Virgin y Unilever son ejemplos a seguir”

El responsable de WWFEspaña cita a Richard Branson, fundador de Virgin, como ejemplo a seguir por estar liderando una iniciativa mundial llamada Cero Emisiones en 2050. En ella participan también el consejero delegado de Unilever, Paul Polman, y otros líderes de grandes multinacionales. “Están haciendo un lobby positivo de cara a la cumbre de París y señalar a los Gobiernos la única vía posible para reducir las emisiones de CO2 y conseguir que la temperatura media del planeta descienda dos grados centígrados”, señala Del Olmo.

Preguntado por el papel del Gobierno en la lucha contra el cambio climático, el experto indica que España está siguiendo las medidas incluidas en el paquete europeo, aunque solicita al Ejecutivo liderado por Rajoy “ir más allá” y promover el autoconsumo, la eficiencia y las energías renovables.

Normas