Breakingviews

Un cambio no tan impresionante

Los beneficios del fabricante chino de equipos de telecomunicaciones ZTE casi se duplicaron de forma interanual en 2014, pero los ingresos aumentaron solo un 8%. Puede que ZTE esté apostando por sus teléfonos inteligentes y otros dispositivos de internet para impulsar el crecimiento, pero la compañía aún tiene que ganarse a los clientes.

Tras registrar su primera derrota como empresa cotizada hace tres años, el aumento del 94% en los beneficios para 2014 con respecto al año anterior es una buena señal de que las cosas están mejorando. La adopción de las redes móviles de cuarta generación (4G) en China impulsó las ventas de equipos de la compañía en un 15% en 2014 en comparación con el año anterior. Una agresiva campaña de marketing en Estados Unidos –incluyendo patrocinios con tres equipos de la Asociación Nacional de Baloncesto estadounidense (NBA)– ayudó a aumentar en un 50% las ventas de teléfonos inteligentes de ZTE en el país.

Sin embargo, las ventas totales de ZTE no impresionan mucho. El modesto crecimiento de los ingresos de la compañía se debió principalmente a su división de equipos de redes. Las ventas de smartphones trajeron solo 23.100 millones de yuanes –un incremento de solo un 6,5% con respecto al año anterior–. La mejora en los beneficios se debió en gran parte a una pequeña mejora en su margen bruto –29,1% frente al 27,2% de 2013–.

ZTE ha fijado un ambicioso objetivo de cuota de mercado del 10% para su negocio de teléfonos móviles en Estados Unidos para 2017. Se debe en parte a la necesidad, debido a que el mercado nacional está dominado por rivales como Xiaomi y Huawei. El escaso conocimiento de la marca fuera de China significa que tendrá que seguir invirtiendo en marketing.

Con las acciones al alza hasta un 72% en un año, la carrera ha comenzado para mostrar que ZTE puede impresionar a los consumidores igual que a los inversores.

Normas
Entra en El País para participar