Aumenta el malestar entre los inspectores del Banco de España y la institución

Los peritos del ‘caso Bankia’ también preparan su réplica

Comienzan a asomar varias grietas en algunos de los estamentos del Banco de España. La razón: el caso Bankia, que, según fuentes financieras, parece que está levantando más de una ampolla entre ciertos miembro de la cúpula de la institución y, sobre todo, entre sus inspectores, cuya labor parece que ahora se ha comenzado a poner en duda.

Tanto es así que el pasado 23 de febrero los inspectores del Banco de España mantuvieron una reunión con el gobernador, Luis María Linde, para trasladarle personalmente su preocupación ante las circunstancias que rodean las actuaciones periciales en este caso, y apoyar a los dos técnicos, Víctor Sánchez y Antonio Busquets, que realizaron, por encargo del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, un informe pericial en el que se cuestionaba el proceso de la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 y la reformulación de las cuentas en 2011 por parte de su expresidente, Rodrigo Rato, y por su sucesor, José Ignacio Goirigolzarri.

Varias fuentes aseguran que el gobernador ha intentado apaciguar la situación, pero al final, “hay posturas enfrentadas. Incluso el subgobernador, Fernando Restoy, tiene una opinión ligeramente diferente a la de Linde en cómo hay que afrontar el caso Bankia desde el Banco de España”, añaden las mismas fuentes.

El informe del FROB, presentado el jueves al juez, y que contradice los escritos de los peritos judiciales han levantado aún más polvareda en el magno edificio de la madrileña calle Alcalá, 50. El FROB apoya su texto con la incorporación de escritos de la CNMV y del Banco de España, en los que se defiende la oferta pública de suscripción (OPV) y se afirma que el folleto de la salida a Bolsa de Bankia refleja la imagen fiel de la entidad, postura contraria a la conclusión de los peritos judiciales. Pero los dos inspectores no tienen pensado quedarse de brazos cruzados tras los contrainformes que han ido saliendo de Bankia, Rato o del FROB con el apoyo de la CNMV, entre otros. Llevan semanas preparando sus propios contrainformes para intentar desmontar los escritos del resto de las partes, que a su vez, han derivado en duras críticas al trabajo llevado a cabo por los dos peritos, y que les ha llevado más de un año de recopilación de información. Fuentes del sector aseguran que los “ánimos están muy caldeados”, por lo que no descartan que los dos peritos presenten nuevos escritos en breve, aunque inicialmente solo tenían previsto responder en el juicio oral (si se les llamaba) a los informes hasta ahora presentados por las diferentes partes del caso.

De momento, ya han recopilado los argumentos para defenderse de las críticas de los contrainformes de Bankia y FROB, principalmente. Solo falta dar cuerpo a esos argumentos, y en ello están, declara una fuente conocedora de los pasos de los informes periciales.

Pero antes de que esto suceda, los inspectores del Banco de España han solicitado en menos de tres semanas una nueva entrevista con responsables de la institución, aunque en este caso no con Linde, sino con Mariano Herrera, director general de supervisión, y con Manuel Labrado, director general de servicios. Además, tienen previsto abordar lo que consideran un “desprestigio” hacia su profesión por parte del FROB y sobre todo del propio Banco de España en su próxima asamblea.

En la reunión con Luis María Linde ya le comunicaron su total apoyo a “la solvencia profesional y técnica” de Víctor Sánchez y de Antonio Busquets. Y le expusieron sus quejas hacia las críticas vertidas sobre los trabajos de los inspectores en general y de los dos peritos en particular. El colectivo de inspectores aclara que la actuación de los peritos judiciales “es voluntaria, no retributiva y solo nos anima a realizarla nuestra conciencia como funcionarios públicos, el deber moral de servir a la justicia y el compromiso con la sociedad en su conjunto”.

El colectivo de inspectores también aprovechó para pedir una retribución por la “responsabilidad que conlleva cualquier actuación profesional”. Y criticaron la “discriminación retributiva existente” entre los inspectores nacionales y los del Banco Central Europeo (BCE) “cuando se desarrolla igual trabajo en igual destino”. Consideran que esta desigualdad terminará generando conflictos y “sin duda supone una dificultad añadida a la que ya tenemos que superar en el desarrollo de nuestra función”.Como al parecer decía el anterior gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien aprobó la creación de Bankia y celebró su salida a Bolsa: “ahora que el fango desciende se ve claro que había en la charca”.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Archivado En