El 20% de tus compañeros padece una enfermedad mental

El 20% de tus compañeros padece una enfermedad mental

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ha publicado un informe sobre las enfermedades mentales y la población activa. La principal conclusión es que el 20% de los trabajadores tiene alguna enfermedad mental. Solicitan una detección temprana de este tipo de trastornos para crear un mejor ambiente de trabajo.

Una de cada cinco personas sufre alguna enfermedad mental, dentro de la población activa. Esto significa que, si eres directivo, jefe de departamento o compartes oficina como emprendedor, el 20% de las personas que te rodean padecen este tipo de trastornos. Es la principal conclusión del informe sobre salud mental en el trabajo que ha realizado la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

En el año 2005, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó unos datos sobre la salud mental en el mundo, con unas cifras alarmantes: una de cada cuatro personas sufrirá alguna enfermedad mental a lo largo de su vida. Esto supone que 450 millones de personas padecerán un problema mental. Ahora la OCDE ha realizado el estudio “Mente en forma, trabajo en forma” entre la población activa, y se ha extraído que el 20% de los trabajadores tienen alguna enfermedad de este tipo, lo que supone un coste en Europa del 3,5% del PIB.

Los trabajadores se exponen a perder su empleo

Desde la OCDE ponen el problema encima de la mesa y aseguran que “los servicios de salud y de empleo deben intervenir antes, involucrar a los actores clave y asegurarse de que trabajen juntos con el fin de ayudar a las personas con problemas de salud mental a encontrar trabajo y permanencia en el trabajo”. Los problemas de la salud mental, no sólo tienen un alto coste en Europa, sino que las personas que los padecen tienen más opciones de perder su empleo y un riesgo mayor exclusión social o vivir en pobreza.

Mayor y más rápida intervención

Aunque es cierto que cada vez se les va dando una mayor importancia, no se le da toda la que tiene, además de que no se trata a tiempo. La OCDE asegura que pasa de una década desde que aparecen los primeros síntomas hasta que se empieza a tratar en la mayoría de los países europeos. Por eso, la organización pide que se le de más importancia y se trate desde el principio, ya que “cualquier medida tomada en la escuela o el lugar de trabajo, tendrá un impacto más duradero que si se espera a que la gente haya abandonado la educación o el mercado laboral”.

Normas