Confirmado: hay países más impuntuales que España

A pesar de la fama de nuestro país, aún hay otras naciones que se retrasan más en cuanto a citas o entrega de proyectos

Confirmado: hay países más impuntuales que España

España siempre ha tenido la fama de ser un país que se retrasaba en cuanto a la entrega de proyectos y citas, pero sin embargo hay otras naciones que se organizan peor que ella y alargan aún más el tiempo en cuanto a las gestiones laborales.Entre estos se encuentran por ejemplo Arabia Saudi, Nigeria, India, Kenya, China, Turquia, Brasil, México y Russia.

En el otro lado de la balanza hay que destacar la seriedad de otros países en cuanto a la puntualidad, entre los que destacan por encima del resto Alemania, Suiza, Japón, Suecia, Holanda, Dinamarca, Reino Unido, República Checa y Polonia. La mayoría de ellos son europeos, frente a los africanos y asiáticos que retrasan sus compromisos. Todo esto lo recoge un estudio del profesor de INSEAD Erin Meyer y del que se hace eco la revista Business Insider.

En cierta medida esta estadística viene a contrastar las formas de vida, trabajo y pensamiento de las distintas culturas. Por un lado se encuentra la vida impredecible y dinámica de unos, frente a la monotonía de otros. En ciertos países como Alemania resulta muy sencillo que todo salga según lo planeado. Hay una cierta confianza en el modelo social y económico que favorece la confianza de las empresas y trabajadores. Hablamos de Alemania como uno de los países más industrializados del mundo, en donde el retraso de un trabajador en apenas cinco minutos puede suponerle un coste muy elevado a la compañía.

En otras naciones se encuentran en una situación bien distinta, ya que los cambios en todos los aspectos son constantes y las miras de futuro se limitan a apenas 48 horas. Los sistemas financieros y los cambios políticos varían con demasida frecuencia. Este es habitual en los países en vías de desarrollo, en donde los mejores colocados son aquellos que son capaces de afrontar los cambios con flexibilidad.

Se pone como ejemplo la situación de Nigeria, en donde el retraso de un agricultor no resulta tan importante para la producción. Lo más que más interesa es si su estructura de trabajo es lo suficientemente flexible para adaptarse a todos los cambios que se produzcan a su alrededor. No olvidemos que deben de adaptarse a unas condiciones un tanto negativas, que van desde las épocas de sequía a las inundaciones o la aparición de insectos.

Normas