Es la cuarta mayor multa de Competencia en su historia

Danone y Nestlé recurrirán la sanción de la CNMC ante la justicia

La multa de competencia asciende a 88 millones de euros

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada.
El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada. EFE

La Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) comunicó ayer su decisión de multar con 88,2 millones de euros a nueve empresas y dos asociaciones del sector lácteo por repartirse el mercado y pactar los precios. Danone y Nestle recurriran ante la Audiencia Nacional.

Como una bomba caía la noticia en el sector lácteo. La CNMC emitía a media tarde de ayer una resolución por la que sancionaba con un importe total de 88,2 millones de euros a nueve empresas y dos asociaciones lácteas por haber participado en “conductas anticompetitivas que infringen la legislación de competencia”.

Tres de las compañías multadas anunciaban inmediatamente su decisión de recurrir ante la Audiencia Nacional. “Contra la Resolución no cabe recurso alguno en vía administrativa, pudiendo interponerse recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación”, señaló Competencia.

A pesar de la sorpresa inicial y de estar aún estudiando la decisión de la CNMC, en Nestle y Danone tenían muy claro su desacuerdo con la sanción y el siguiente paso a dar al respecto.

“Consideramos que Nestle no ha cometido, ni se ha acreditado, ninguna irregularidad en cuanto a la normativa. No hemos obrado en contra de la legalidad vigente. Vamos a interponer un recurso ante la Audiencia Nacional y, a partir, de ahí se abrirá un nuevo proceso”, afirmaba Mercedes Mata del gabinete de prensa de la compañía.

Una respuesta similar era la que ofrecía el comunicado emitido por Danone, en el que, a pesar de manifestar un total respeto hacia la CNMC, se discrepaba de la decisión al considerar que siempre han actuado dentro de la legalidad y, en concreto en defensa de la competencia.

Manuel Reinerio Fernandez Cabal, responsable del departamento de Comunicación del grupo Capsa, dentro el cual se encuentra Central Lechera Asturiana, comunicaba asimismo el profundo desacuerdo de su compañía así como su institución de recurrir ante los tribunales.

Mediante los medios de comunicación afirmaban haberse enterado de la noticia en Calidad Pascual, por lo que áun no estaban preparados para hacer una valoración de la misma.

La multa, la cuarta de mayor cuantía impuesta por la CNMC a lo largo de su historia, se reparte entre Danone, que tendrá que abonar 23,2 millones de euros; Corporación Alimentaria Peñasanta (21,8 millones de euros); Grupo Lactalis Iberia (11,6 millones de euros); Nestlé España (10,6 millones de euros); Puleva Food (10,2 millones); Calidad Pascual (8,5 millones de euros); Senoble Ibérica S.L. S.L. (929.644 euros); Central Lechera Asturiana S.A.T. (698.477 euros); Gremio de Industrias Lácteas de Cataluña (200.000 euros); Asociación de Empresas Lácteas de Galicia: 100.000 euros y Central Lechera de Galicia S.L. (53.310 euros).

Según el organismo regulador, también habrían incurrido en este tipo de conductas contrarias a la competencia, Industrias Lácteas Asturianas, Leche Río, Feiraco, Leche Celta y Forlactaria. Estas compañías no han sido, sin embargo sancionadas, debido a que las infracciones ya habrían prescrito en su caso.

El expediente se inició a raíz de una denuncia formulada por la Unions Agrarias (Unión de Pequeños Agricultores, UPA) contra las empresas transformadoras de leche.

Las prácticas anticompetitivas llevadas a cabo por los infractores han consistido en el intercambiar información, a nivel nacional y regional, sobre precios de compra de leche de vaca cruda, volúmenes de compra de ganaderos y excedentes de leche.

Normas