_
_
_
_
_

Qué nombre pongo a mi empresa para vender más

Una de las cosas aparentemente más sencillas al iniciar un proyecto empresarial podría suponer el principio del fin. El nombre de tu organización, marca o producto no debe tomarse a la ligera, pues sienta las bases de un proyecto de éxito o de fracaso.

Cuando un emprendedor o pequeña empresa desea lanzar un nuevo negocio, línea o producto tiene que elegir un nombre para la misma. Una decisión que necesita de reflexión y análisis profundo, según los expertos. Las empresas y emprendedores españoles son conscientes de la importancia de esta decisión, pero no realizan todas las acciones oportunas para terminar acertando. Además, es necesario tener en cuenta la disponibilidad y sentido de los dominios en Internet, y otras cuestiones que antes no se analizaban, y que hoy son primordiales. Charlamos con Jordi Aguilar, director estratégico de Morillas, compañía especializada en la creación de marca y 'naming', para conocer todas las claves sobre cómo poner nombre a tu empresa.

¿Cómo debe ser el nombre de una empresa para llamar la atención (en positivo) de sus potenciales clientes?

Se cree que una nueva marca es resultado de inspiración, creatividad o simple suerte, cuando en realidad el desarrollo de un nombre requiere definitivamente creatividad, pero en igual medida precisa estrategia, objetividad y orientación al mercado. Necesitamos que la nueva marca posea las siguientes características:

1.- Un significado claro (Semántica)

2.- Una arquitectura de marca (Morfología)

3.- Un sonido atractivo (Fonología)

4.- Un valor de reconocimiento (Notoriedad)

5.- Un valor en la categoría de producto (Asociación)

6.- Un valor de recordación (Memorización)

7.- Un valor emocional (Preferencia)

¿Debe tener un máximo de caracteres o extensión? ¿Y un mínimo?

Lo recomendable es que sea corto y simple, pero eso normalmente polariza con la registrabilidad y la disposición de dominios de primer nivel (.com, .net y .org). En cuanto a dominios, las posibilidades empiezan a partir de 6-7 letras, menos es prácticamente imposible si no hay construcciones muy forzadas.

¿Hasta qué punto puede ser importante la elección acertada de un nombre para la empresa?

Seleccionar un nombre de marca es una de las decisiones clave de la empresa o del producto (en principio, sólo sucede una vez en la vida). Por ello, el “naming” es una tarea compleja que requiere una aproximación estratégica y de especialización en su proceso de creación. En la gran mayoría de las culturas, el génesis de todas las cosas está en la palabra. Así sucede también en el nacimiento de todas las marcas: el naming es su base fundamental.

¿Son conscientes las empresa y nuevos emprendedores de esta importancia?

En general, sí hay sensibilidad al respecto, pero existe una cierta confusión entre "naming" y "marca". Tener un buen nombre no es tener una marca; una marca es poderosa cuando está asentada en la mente del cliente, diferencia, comunica un significado y da confianza; cuando tiene fuerza de venta. Pero el naming sólo es el principio de un proceso sólido de creación de marca.

¿Qué consejos generales aportaría para "crear" o "generar" un buen nombre de empresa?

Crear el nombre de una marca no es tarea fácil. Como mínimo, tiene que ser original, atractivo, evocador, fácil de recordar, eufónico, que se adapte al producto y su posicionamiento, adecuado a diferentes idiomas y, además de todo eso, registrable, quizás lo más importante.

Más información

Archivado En

_
_