Explica la recuperación por las medidas del BCE y al abaratamiento del crudo

Sánchez atribuye la mejora económica a causas ajenas al Gobierno

Reconoce la mejora económica, aunque la atribuye a factores externos al Ejecutivo de Rajoy

El secretario del PSOE, Pedro Sánchez.
El secretario del PSOE, Pedro Sánchez.

Los datos macroeconómicos están mejorando, pero no gracias al Gobierno de Mariano Rajoy. Bajo esta premisa, el líder del PSOE, Pedro Sánchez rechazó el discurso “triunfalista” del jefe del Ejecutivo durante el debate del estado de la nación. Con un tono duro –que levantó continuas protestas en la bancada popular– Sánchez ha argumentado que el crecimiento económico registrado en 2014 y el previsto para los próximos años se explica por efectos externos a Moncloa. El abaratamiento del crudo, la depreciación del euro y las políticas expansivas del BCE son los factores que, según el político socialista, han posibilitado el inicio de la recuperación económica.

Sánchez resumió en tres palabras la legislatura de Rajoy: “Precariedad, impuestos y Bárcenas”. El líder socialista acusó al Gobierno de incrementar los precios en los sectores en los que tiene influencia. “Los medicamentos han subido un 52%, la factura del gas se ha incrementado un 10%, la del agua, un 16% y la de la electriciad, un 13%, denunció.

Denuncia que el Gobierno ha pagado las pensiones “con el Fondo de reserva heredado de los socialistas”.

Para el PSOE, las medidas fiscales aprobadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy supondrán 23.000 millones más en impuestos para los españoles. Sánchez aseguró que la reforma tributaria que ha entrado en vigor este año beneficiará sobre todo a las rentas más elevadas. "Los 5.000 españoles que ganan más de 600.000 euros pagarán menos impuestos que el 40% que declara menos renta y que suman ocho millones de contribuyentes". Y recordó el incremento del tipo general del IVA y la subida de los impuestos indirectos al sector cultural. 

Sánchez rechazó la idea de que el Gobierno de Mariano Rajoy evitó el rescate. Y recordó que Bruselas, el FMI y el BCE aprobaron una ayuda financiera de 40.000 millones a la banca. El líder del PSOE mostró una portada del Financial Times de junio de 2012 con el siguiente titular: Rajoy hails rescue as victory. "Señor Rajoy, rescue es rescate en inglés", ironizó. Aseguró que fue el anterior Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero quien realmente evitó el rescate en mayo de 2010.

Para los socialistas, la situación del mercado de trabajo no soporta discursos optimistas. Sánchez denunció que la reforma laboral ha fomentado la precariedad y apuntó que la duración media de los contratos es de 54 días, y el 25 % de ellos no llega a la semana.

Sobre las medidas anunciadas por Rajoy durante la mañana, como el hecho de extender la ayuda de 1.200 euros mensuales a familias monoparentales con dos hijos, Sánchez ha preguntado cuál sería su coste. Ha denunciado que el Gobierno ha pagado las pensiones “con el Fondo de reserva heredado de los socialistas”.

Bárcenas, Griñán y Chaves entran en el hemiciclo

Como era previsible, la figura del extesorero y senador del PP, Luis Bárcenas, entró en escena durante la intervención del líder de la oposición, Pedro Sánchez. El diputado socialista señaló que la regeneración democrática que defiende el Gobierno consiste en “golpear a martillazos el ordenador de Bárcenas en la sede del PP”. Sánchez recordó así el polémico borrado del disco duro del portátil que utilizaba el extesorero, vinculado a la trama Gürtel y acusado de evadir millones de euros a Suiza.

Durante el primer turno de réplica, Rajoy contraatacó las referencias a Bárcenas recurriendo al caso de los falsos ERE en Andalucía y la situación de los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán. “¿Cómo me habla de corrupción cuando tiene diputados y senadores llamados por el Tribunal Supremo y no les ha pedido ninguna responsabilidad? ¿Cómo me habla de corrupción cuando en Andalucía han blindado a tres señores diputados metiéndoles en una comisión permanente para que no sean citados por el juez?”, preguntó el presidente del Gobierno.

Las palabras de Rajoy molestaron especialmente a Sánchez que, otra vez desde la tribuna de los diputados, clamó: “Soy un político limpio”. Y volvió a recordar la figura del extesorero: “Bárcenas obtuvo la fortuna de las mismas fuentes con las que ustedes pagaron la sede del Partido Popular. Bárcenas y el PP compartían fuentes porque Bárcenas y el PP eran lo mismo”, concluyó.

Normas