BFA, en manos del Estado, pagará cerca del 62%

Guindos limita a 600 millones el coste de las demandas por la salida a Bolsa de Bankia

Imagen de la Bolsa de Madrid el día del salto al parqué de Bankia.
Imagen de la Bolsa de Madrid el día del salto al parqué de Bankia.

Las demandas civiles que los inversores minoritarios de Bankia vienen interponiendo para recuperar el dinero invertido en la salida a Bolsa de la entidad rescatada, del que han perdido un 99%, tendrán un coste máximo de unos 600 millones de euros. Así lo aseguró ayer el ministro de Economía, Luis de Guindos, en una entrevista concedida a Reuters.

Aunque los particulares aportaron en realidad cerca de 1.800 de los 3.092 millones de euros captados por la firma en su salto al parqué, tras examinar las primeras decenas de sentencias registradas, el FROB_estima que el grueso de accionistas no acudirá a la vía civil –pues, aunque quedan años para una resolución en firme, del caso que instruye ahora la Audiencia Nacional podría derivarse una devolución generalizada del dinero– y porque tampoco todos los que igualmente decidan demandar ya por su cuenta obtendrán necesariamente un fallo favorable.

A partir de ahí, aunque será la propia Bankia quien comience a hacer frente a la factura de estas primeras demandas individuales, la entidad no será quien pague la parte del león. El reparto de la carga que el FROB terminará de concretar en los próximos días se hará, según avanzó ayer Guindos, “fundamentalmente según los porcentajes de capital” de la firma, participada al 62% por su matriz BFA, en manos del FROB y por tanto del Estado. De esta forma, Bankia podría hacer frente a los primeros 228 millones de pérdidas que arrojen los litigios y sería luego BFA quien asumiera los 372 millones restantes.

“La cuestión fundamental es quién asume la primera pérdida. La cifra que se va a dar será menor que el potencial de generación de beneficio de Bankia y tiene que ser una cifra que elimine todas las incertidumbres”, aseguraba ayer Guindos. Así, cuando la comisión rectora del FROB_termine de afinar estas cifras en los próximos días y se lo comunique oficialmente a Bankia, la entidad podrá retomar la publicación de los resultados del ejercicio 2014 que dejó en suspenso el pasado lunes y debe presentar antes de fin de mes.

El consejo del entidad, con José Ignacio Goirigolzarri a la cabeza, decidió que no tenía sentido publicar las cuentas del pasado año sin conocer previamente las dotaciones que tendrá que hacer por las demandas judiciales en juego. Una vez que reciba la comunicación oficial, la firma podrá comenzar a provisionar progresivamente los cerca de 228 millones de euros que le corresponderán de la factura dejando el resto en manos de BFA.

La duda generada hasta ahora en torno al impacto total que tendrían estas demandas y el reparto de la carga que asumiría la entidad cotizada venía generando esa fuerte “incertidumbre” a la que se refería Guindos, que se ha traducido en sesiones de alta volatilidad y castigos como el de ayer, cuando la acción cedió un 2%_y cayó a 1,17 euros. Una penalización que también perjudica al Estado, que necesita vender los títulos por encima de los 1,35 euros para no perder dinero con la privatización.

Según Reuters, el ministro de Economía confía en que las dotaciones previstas permitirán a Bankia mantener intacto su plan estratégico y pagar dividendos en 2015.

El riesgo de fianza

La decisión apuntada ayer por Guindos deja de lado, sin embargo, el problema de fondo que afronta Bankia: la posibilidad de que la Justicia termine obligándole a devolver los 3.092 millones de euros captados en su salida a Bolsa.

El próximo lunes, de hecho, el juez Fernando Andreu escuchará a las partes antes de decidir si, a petición de algunos accionistas personados en el caso Bankia, impone una fianza de 4.000 millones de euros (el capital captado más el tercio adicional previsto en la Ley de Enjuiciamiento Criminal) a repartir entre los imputados, que incluyen a la propia entidad financiera.

De tomar dicha decisión, fuentes del sector explican que a Bankia le bastaría con aportar un aval por la cuantía que le corresponda, si bien debería reformular de nuevo este cálculo provisional de dotaciones de cara al potencial impacto en sus cuentas.

Un informe del Banco de España rebate a los peritos

La comisión ejecutiva del Banco de España maneja un informe interno, que ha sido remitido al FROB, en el que se rebaten las principales conclusiones de los peritos del caso Bankia –inspectores del supervisor requeridos por el juez instructor– basándose en tres supuestos grandes errores, según informaron a Efe fuentes cercanas. El documento, del director general de supervisión, critica que los peritos exigieran la previsión de pérdidas futuras en momentos del pasado; que no reconocieran la existencia de provisiones genéricas, y que no reflejaran los errores de valoración previos de los estados contables las antiguas cajas que conformaron Bankia. El Banco de España, que no está personado, asegura que no remitirá el informe al juez si no se lo requiere. Este, de otra parte, dio ayer tres días a Bankia para remitirle los contratos de las tarjetas B.