El índice Ase retrocede un 9%

¿Qué bancos se contagian de las caídas griegas?

¿Qué bancos se contagian de las caídas griegas?

El castigo a la Bolsa griega se recrudece tres días después del triunfo de Syriza. La alegría que vivía el mercado el pasado viernes después de conocerse la posibilidad de que a partir del próximo mes de julio el BCE podría comprar deuda helena se ha ido apagando sesión a sesión. En apenas tres días el índice de la Bolsa de Atena cae un 15,4%.

Dentro del índice Ase, la banca se lleva la peor parte con descensos del 44% desde el lunes. Este miércoles las entidades griegas registran caídas que oscilan entre el 29% y el 25%. Así, el Banco Nacional de Grecia retrocede un 25,4%, descenso que en los últimos tres días se amplía hasta el 42,8%. Le siguen de cerca Piraeus Bank con una caída del 29,2% (48,7% desde el pasado lunes), Eurobank Ergasias, que pierde un 25,9% (-42,2%), y Alpha Bank, que se deja un 26,7% este miércoles y hasta un 41,8% desde el inicio de la semana.

Citi destaca en un informe publicado hoy que en diciembre salieron unos 3.000 millones de euros de los depósitos bancarios en Grecia, la mayor parte a través de transferencias de grandes clientes corporativos, mientras que en lo que va de enero han salido ya unos 8.000 millones, la mayoría esta vez en efectivo por parte de clientes minoristas antes de la celebración de las elecciones por el temor a que el Gobierno estableciera una tasa a los depósitos. Estas salidas de depósitos representan en torno al 6% del sistema.

La inestabilidad que vive la banca griega tiene su réplica, aunque a mucha menor escala, en el resto de plazas, especialmente las periféricas. Así, en España el sector financiero encabeza las caídas del selectivo con descensos que en algunos casos superan el 4%. Además, el sector bancario es junto al petrolífero el que más ha caído este miércoles (-1,3%). Junto a los bancos griegos, que sin lugar a dudas son los que han acaparado las órdenes de ventas, están el portugués Banco Comercial (-8,7%), el austriaco Erste Bank (-6,8%), el Banco de Irlanda (-6%), el italiano Monte dei Paschi Siena(-4,9%), el español Banco Sabadell (-4,5%) y cierra la lista Banca Popolare di Sondrio (-4,5%).

Aunque los expertos señalaban que la victoria del partido izquierdista en Grecia no tenía un efecto contagio en el resto de plazas europeas, conforme avanzan los días, la inestabilidad se apodera de las principales Bolsa. No obstante, la repercusión índices del Viejo Continente está siendo menor de la esperada gracias al paraguas del BCE. El pasado jueves Mario Draghi dio luz verde a la puesta en marcha del programa de compra de activos. Después de meses de especulaciones, el banquero italiano cumplió ampliamente con las expectativas de los inversores al anunciar un QE por importe de 60.000 millones durante 19 mensualidades, tomando como referencia la estabilización de los precios.

Sin embargo, después de la alegría despertada por el BCE, ahora los inversores tienen puesta la atención en las negociaciones entre el Gobierno de Alexis Tsipras y la troika sobre la reestrucutración de la deuda. Además, el próximo 28 de febero expira la prórroga concedida a Grecia. Al Ejecutivo le corresponde solicitar una nueva que deberá ser aprobada por el Eurogrupo del 16 de febrero. Anteriormente, el 4 de febrero, el BCE tendrá que revisar las líneas de crédito de emergencia (ELA) que pueden dar soporte a la banca griega ante una posible fuga de capitales.