El jueves finalizaron los testimonios de los dos inspectores del Banco de España

Claves de unas declaraciones cruciales para el ‘caso Bankia’

GRA287. MADRID, 13012015.- Víctor Sánchez, uno de los dos peritos designados por el Banco de España para trabajar en el "caso Bankia", a su salida de la Audiencia Nacional, donde han sido citados por el juez Fernando Andreu para que ratifiquen el informe en el que cuestionaron la salida a bolsa de la entidad.
GRA287. MADRID, 13/01/2015.- Víctor Sánchez, uno de los dos peritos designados por el Banco de España para trabajar en el "caso Bankia", a su salida de la Audiencia Nacional, donde han sido citados por el juez Fernando Andreu para que ratifiquen el informe en el que cuestionaron la salida a bolsa de la entidad. EFE

Jornadas maratonianas de cinco y seis horas durante cuatro días seguidos, uno menos de lo previsto. En total, más de 20 horas de declaraciones. La expectación que habían levantado las declaraciones de los dos peritos del Banco de España, Víctor Sánchez Nogueras y Antonio Busquets, en la Audiencia Nacional para defender sus informes periciales sobre el caso Bankia, en los que se cuestiona la salida a Bolsa de Bankia, no han decepcionado. Aunque el primer día de la sesión, el pasado lunes día 12 de enero, el fiscal anticorrupción Alejandro Luzón parecía que ponía en duda alguno de los argumentos de los dos expertos, según varias fuentes asistentes a las declaraciones en la Audiencia –y con un juez, Fernando Andreu, que optó por no preguntar en esta primera sesión–, según fueron pasando los días los dos inspectores ganaron confianza y fueron rotundos en sus respuestas.

 El juez también decidió preguntar en las siguientes sesiones, y mostró una actitud incluso protectora con los peritos, explican varias fuentes, postura que consideran lógica si se tiene en cuenta que fueron designados por él. Sorprendió, también según varias fuentes presentes en la sala, la insistencia del abogado del FROB en rebatir los argumentos de los peritos sobre la influencia o no de la caída de la economía en el deterioro del balance de Bankia. Los técnicos desvinculan la situación de la economía española del deterioro de BFA-Bankia (BFA es la cabecera del grupo), puesto que desde mucho antes de su constitución se podían intuir posibles pérdidas en las cuentas de resultados de las cajas integrantes.

La insistencia del FROB llegó a alterar a Andreu, quien llamó la atención al abogado del Fondo dependiente de Economía. Los peritos también se sorprendieron de las preguntas tan incisivas del FROB, organismo considerado amigo. Los dos peritos, que ahora se preparan para argumentar los contrainformes que presentarán las distintas partes, reconocieron ciertos errores justificados por la falta de información. Uno de ellos fue el análisis de las dietas de la cúpula de BFA (la matriz de Bankia) con Rodrigo Rato como presidente. Los peritos admitieron que posiblemente algunos consejeros de la matriz de Bankia podrían haber simultaneado dietas indebidamente. Los dos peritos insistieron en que los problemas de la entidad venían desde antes de su constitución y reiterando la voluntad que existió para ocultar a Hacienda las tarjetas opacas.

En sus declaraciones ambos técnicos han reiterado que la documentación con la que han trabajado para realizar sus informes (realizaron dos, uno cada uno) ha sido la suficiente para llegar a sus conclusiones. Los dos técnicos explicaron que el actual equipo de Bankia no les proporcionó toda la información que pidieron, pero que al final ha sido suficiente para ello.

Han precisado que Bankia tuvo tiempo para detectar todos los problemas que acarreaba la entidad antes de su constitución en 2010 y que provenían de las siete cajas fusionadas que la conformaron a la hora de reformular sus cuentas, donde han insistido que se tenían que haber realizado unos ajustes adicionales por la cartera de acreditados.

Uno de los peritos cifra esos ajustes de más en 1.192 millones de euros, mientras que el otro apunta a que esa cuantía debería aumentarse en 653 millones de euros. En su informe, los técnicos señalaban que los 13.244 millones en créditos que el equipo de José Ignacio Goirigolzarri pasó de normal a subestándar tenían que haber sido dudosos. Los peritos se han mantenido firmes en defender que las cuentas con las que Bankia salió a Bolsa no respondían a su imagen fiel.