Con el joven chef madrileño Diego Benito

Nikkei 225 apuesta ahora por la fusión mediterránea

Nueva etapa para el japo-peruano Nikkei 225, tras la marcha de su artífice, el peruano Luis Arévalo

Costillar ibérico a la pekinesa
Costillar ibérico a la pekinesa

Una nueva etapa para el japo-peruano Nikkei 225, tras la marcha de su artífice, el peruano Luis Arévalo. Al frente de la cocina está ahora el joven madrileño Diego Benito, formado, entre otros, en Nodo, Alboroque y en algunos locales de fusión oriental en Londres, como Zuma, Nobu o Hakkasan.

La primera decisión de este chef ha sido precisamente la de abandonar, aunque no del todo, el componente suramericano de la cocina nikkei y apostar por otra mezcla: asiática (japonesa, thai, china, indonesia) y mediterránea. El resultado es una cocina con técnica, elegante y refinada.

Entre sus propuestas: gazpacho de jengibre al raz el hanout con picada de bogavante, almendra y caviar de aceite de oliva virgen; langostinos kataifi, una reinterpretación del langostino tigre a base de pasta filo, dashi cítrico y katsuobushi; ceviche de bogavante nacional con leche de tigre thai; costillar ibérico a la pekinesa, glaseado en salsa hosin y servido en finísimos dumplings, o el yakitori de pollo glaseado con aromas de sarmiento de viña. Con estos platos también refuerza la cocina caliente, una de las asignaturas todavía pendiente de algunos locales de este tipo.

En cuanto al sushi, mezcla ingredientes con aplomo, como la navaja a la brasa con ponzu dai-dai (una naranja japonesa escasa en España), el chutoro con mojo verde canario (una salsa de base japonesa con ingredientes como el comino, el ajo o el orégano), el maki sándwich de soft-shell crab con mayonesa de jengibre y chili-garlic (versión asiática del sándwich club occidental) y el guncan de steak tartar de wagyu, ligeramente picante.

La bodega es otro capítulo importante en este restaurante, donde se presta especial atención a los vinos blancos y a los champanes de pequeños productores. El precio medio, 60 euros.

Nikkei: calle de Fernando el Santo, 29, esquina paseo de la Castellana, 15.

Teléfono: 913 190 390