Resta importancia al informe pericial que alerta de un posible maquillaje en las cuentas de la entidad financiera

Guindos reitera que la creación y la salida a Bolsa de Bankia fueron un error

Pide "no adelantar acontecimientos en cuanto a posibles reclamaciones por las irregularidades en las cuentas.

Luis de Guindos, ministro de Economía.
Luis de Guindos, ministro de Economía.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho este lunes que la creación y la salida a bolsa de Bankia fue un “error”, pero que ahora es “una de las entidades más solventes” de España y de la UE, según ha demostrado el reciente examen del Banco Central Europeo (BCE), y “parte de la solución” para la economía española.

“Yo dije en mayo de 2012 en el Parlamento español que tanto la creación como la salida a bolsa de Bankia fueron un error”, ha dicho Guindos al ser preguntado por el informe pericial del caso Bankia que alerta de un posible maquillaje de las cuentas de la entidad para su salida a bolsa. En paralelo, el ministro español  pidió no adelantar acontecimientos en cuanto a posibles reclamaciones de inversores por las irregularidades en las cuentas.

No obstante, ha dejado claro que este informe pericial es sólo un elemento más del caso y hay “otros testimonios”. “La CNMV y el Banco de España, cuando fueron a testificar por el caso Bankia, dijeron que el proceso se había realizado correctamente”, ha recordado el ministro de Economía.

“Yo ahí no voy a entrar. Para mi lo importante ahora es que Bankia es una entidad solvente, saneada”, ha insistido Guindos. “Bankia era parte del problema de la economía española en 2011, hoy es parte de la solución”, ha zanjado.

“Lo fundamental es que hoy Bankia es una de las entidades más solventes de España y una de las entidades más solventes de Europa. Lo importante es que Bankia está reestructurada, está saneada y es solvente”, ha concluido el ministro.

De Guindos, quien responderá el miércoles a una pregunta parlamentaria sobre Bankia, dijo en un receso del Eurogrupo en Bruselas que la entidad “es una de las más solventes de España y de Europa” y “está saneada”, según los resultados de las pruebas de resistencia y de calidad de los activos europeos.

“A partir de ahí podemos mirar al pasado. Dije en mayo de 2012 en el Parlamento español que tanto la creación como la salida a bolsa de Bankia fue un error”, recordó el ministro cuando fue preguntado por el informe pericial entregado al juez instructor del caso, Fernando Andreu.

En ese informe consta que las cuentas previas a la salida a bolsa de la entidad en el verano de 2011 no reflejaban la imagen fiel del banco, ni tampoco las del conjunto de ese año, tanto las del equipo de Rodrigo Rato como las primeras formuladas tras la llegada de José Ignacio Goirigolzarri.

El trabajo encargado por el magistrado para esclarecer los hechos que provocaron el rescate de Bankia, que recibió una ayuda de más de 22.400 millones de euros, sugiere que el precio fijado para el debut bursátil, 3,75 euros por acción, estaba amañado porque no se fijó de manera competitiva.

Se hizo en base a las ofertas de 29 grupos económicos, algunos de ellos clientes de la propia Bankia con préstamos refinanciados y que recibieron facilidades para adquirir los títulos, y otros que realizaron ventas “inmediatas” tras la salida a Bolsa, lo que para los peritos pone en duda el interés real de algunos inversores.

Preguntado por eventuales reclamaciones de compensaciones por parte de inversores afectados, De Guindos pidió “no adelantar acontecimientos”.

“El informe pericial es una parte del proceso. También hay otros testimonios, pues la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España decían cuando fueron a testificar por el caso de Bankia de que el proceso (de salida a bolsa) se había realizado correctamente”, recalcó el ministro.

Dijo también que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) dejó claro que el informe pericial “no afecta absolutamente en nada” a los cálculos que hicieron los evaluadores independientes- basados en valores económicos y no contables- de Bankia, que condujeron a una inyección de 22.400 millones de euros.

“Para mí lo importante es que Bankia es una entidad solvente, saneada, que en cuanto a la capacidad de generación de rendimientos a futuro está en una situación completamente distinta” que cuando fue rescatada, apuntó.