Planes de pensiones como opción para el ahorro a largo plazo

Tengo 50 años, ¿me interesa un plan de pensiones?

Tengo 50 años, ¿me interesa un plan de pensiones?

El paso del tiempo es inevitable. Los años se suceden uno tras otro y está en nuestra mano tomar decisiones y actuar para que el futuro pueda ser más cómodo y plácido. Algo en lo que pensar es en el momento de la jubilación. Con las reformas en el sistema de jubilación llevadas a cabo por el Gobierno (aumenta la edad de jubilación a 67 años) y con un sistema de pensiones que puede que en el futuro no pueda garantizar el pago de las pensiones, es el momento de preguntarse si ahora es la mejor ocasión, época y circunstancia para contratar un producto de ahorro a largo plazo como lo es un plan de pensiones.

Esta opción para el ahorro tiene 9.818.425 partícipes y un acumulado de aportaciones de 4.515 millones de euros, según los últimos datos relativos al tercer trimestre de 2014 proporcionados por Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones). Estos datos sitúan a los planes de pensiones como una forma de obtener rentabilidad ya que según Inverco, por noveno trimestre consecutivo están generando una rentabilidad anual del 8,6%, lo que supone elevados rendimientos para sus partícipes.

¿Contratar un plan de pensiones?

  • Sí. ¿Por qué? Se trata de un producto de ahorro privado con el que poner la vista en el momento del retiro laboral y complementar con él la prestación de jubilación a percibir. Es un modo de ahorrar y obtener rentabilidad de cara al futuro (más o menos cercano según cada persona), se trata de una inversión a largo plazo. Además tiene (de momento y a expensas de próximas reformas fiscales) ciertas ventajas fiscales ya que es posible deducirse en la declaración de la Renta las aportaciones que se realicen al plan. Los expertos aseguran que el sistema de pensiones de la Seguridad Social se verá afectado por la baja natalidad, el aumento del paro y el aumento de la esperanza de vida, de modo que los expertos recomiendan tener un plan de ahorro privado que sirva para que el poder adquisitivo no descienda una vez se llegue a la jubilación. Se trata por tanto de prever la vejez.

  • No. Hay quien no confía en este tipo de modo de ahorro y considera que ahorrar de una forma tradicional resulta más fácil y más económico, ya que no tiene que asumir comisiones por la apertura del plan o por el rescate del dinero. Pero en ocasiones conseguir ahorrar por cuenta propia es complicado ya que si se tiene el dinero en la cuenta se tiende a gastarlo. Hay que ser muy disciplinado para conseguirlo de este modo.

¿Qué planes de pensiones pueden interesarte?

En primer lugar hay que analizar los factores personales y solo así se sabrá qué plan es el indicado, ya que un plan debe adaptarse a ti y no al contrario. Dependerá del perfil inversor que se tenga (conservador, moderado o arriesgado), de la edad con la que se cuente a la hora de contratar y como no, del dinero que se dispone para la apertura del plan. Con los planes de pensiones de BBVA se puede elegir entre aquel plan más indicado en función de la edad e incluso beneficiarse de una bonificación de hasta el 4%. Otro buen ejemplo son los planes de pensiones de ING Direct en los que bajan las comisiones a lo que hay que sumar que si se traspasa un plan a esta entidad desde otra, te ingresan el 1,5% del importe.