Quiere estudiar como legislar servicios como Uber

La CNMC lanza una consulta sobre economía colaborativa

Pretende sentar las bases para legislar sobre servicios como Uber o Airbnb

Un usuario consulta la aplicación de móvil Uber.
Un usuario consulta la aplicación de móvil Uber. REUTERS

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido ponerse al día y estudiar con detenimiento las nuevas formas de intercambio conocidas como economía colaborativa. Para ello, quiere contar con la opinión de los agentes interesados mediante una consulta sobre la legislación necesaria, sobre todo en cuanto al transporte de viajeros y la vivienda turística.

“¿Considera que la regulación existente en estos sectores es necesaria y proporcionada?”. Esta pregunta corresponde a la primera de las tres fases de consulta que ha abierto Competencia en su web y cuyo plazo acabará el 27 de noviembre.

Esta primera parte es, según la CNMC, más teórica y general. Pretende analizar los fundamentos que justifican la legislación tradicional así como los problemas que ésta pueda generar.

Aunque sin dar nombres, la aplicación de transporte de viajeros Uber y la de alojamiento Airbnb, parecen ser el foco del estudio. Estos dos servicios han generado en los últimos meses debate sobre la necesidad de una nueva legislación que haga un hueco a las nuevas formas de transacciones.

“En estos sectores el consumo colaborativo ha tenido mayor repercusión”, según Competencia, por lo que ha querido poner el foco en ellos.

Las respuestas recibidas serán públicas y formarán parte del documento final que realizará la CNMC. “Hay que garantizar una aportación de ideas organizada y transparente”, comenta Competencia.

Este órgano ya afirmó en julio que había que ser “prudentes” a la hora de legislar sobre este tipo de actividades y negó la necesidad de una “regulación exprés”. En aquella ocasión, valoró “muy positivamente” los efectos que tienen estas aplicaciones para la competencia.

Recomendaciones para la ley

Una vez terminada la primera fase de consulta, se analizarán otros dos aspectos. El primero será estudiar los efectos sobre el mercado de los nuevos modelos de prestación de servicios. En segundo lugar, se contemplará la necesidad y proporcionalidad de la regulaciçon conforme a las nuevas circunstancias del mercado.

Una vez finalizado el tercer y último periodo de consultas, la CNMC publicará recomendaciones para una futura legislación de estos sectores. La institución quiere que esta nueva normativa sea eficiente, en beneficio del consumidor y, al mismo tiempo, que fomente el desarrollo adecuado de la competencia entre los implicados.

La CNMC ha defendido en otras ocasiones las ventajas que tiene la economía colaborativa. La primera de estas es la “asignación más eficiente” de los recursos infrautilizados que produce “efectos favorables” en la competencia al obligar a los proveedores tradicionales a innovar y reducir precios.

La economía colaborativa ofrece, según Competencia, los problemas de información asimétrica, además de tener efectos medioambientales positivos.