Dentro de la Operación Púnica

Dimite el director de la Agencia de Informática de la Comunidad de Madrid

Guadalix de la Sierra

El consejero delegado de la Agencia de Informática de la Comunidad de Madrid, José Martínez Nicolás, ha presentado hoy su dimisión al Gobierno regional tras haber sido detenido en el marco de la Operación Púnica de la Guardia Civil contra la corrupción municipal y autonómica.

Según ha explicado el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, Martínez Nicolás le ha comunicado a él mismo en una “breve” conversación telefónica su decisión de presentar la dimisión, y a partir de hora se pondrá en marcha el proceso para nombrar a su sustituto.

Victoria, sobre la implicación de este cargo del Gobierno en el caso Púnica, se ha limitado a confiar en que el Código Penal “caiga con la máxima contundencia” sobre aquellas personas que hayan cometido algún delito.

Preguntado por si el Gobierno tiene alguna inquietud por lo que pueda declarar ante el juez el exconsejero Francisco Granados, Victoria ha subrayado que “en absoluto” les inquieta porque el Ejecutivo no tiene nada que temer.

A este respecto, ha reiterado la “colaboración total” del Gobierno con la justicia, y ha recalcado que “de inmediato” se cumplimentará “cualquier requerimiento de información” que se haga.

“Desde el primer minuto hemos colaborado al máximo con la Justicia; hemos entregado todos los expedientes que nos han sido requeridos por parte de la autoridad judicial y de la Guardia Civil”, ha dicho, expedientes que afectan a diferentes Consejerías.

Respecto a cómo pueda afectar este caso a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, Salvador Victoria ha asegurado que “ha dado muestras sobradas de contundencia” y ha respondido de forma “inmediata” cada vez que “ha tenido cerca suyo a alguien en el que concurría algún indicio de tipo delictivo”.

Y, de hecho, ha recordado que la propia Aguirre ya propuso la semana pasada a la Junta Directiva regional del PP algunas medidas para ganar en transparencia, como exigir que en las próximas elecciones autonómicas y municipales cualquiera que quiera ser candidato presente una declaraciones de bienes, actividades e intereses personales.