El exconsejero presentó anoche una petición de hábeas corpus

La juez de guardia rechaza excarcelar a Granados

Francisco Granados en un coche de la policía.
Francisco Granados en un coche de la policía.

Granados presentó anoche una petición de hábeas corpus (ser puesto inmediatamente a disposición judicial tras ser arrestado) ante el juzgado de Majadahonda, por considerar que su detención se había prolongado indebidamente, al rebasar las 72 horas sin pasar por el juez, y exigía su inmediata puesta en libertad.

En un auto, la juez de guardia María Isabel Serrano ha rechazado el hábeas corpus al afirmar que no concurre el supuesto de que Granados se encuentre ilegalmente privado de libertad, al haberse transformado las diligencias de policiales a judiciales.

Justifica su decisión al considerar que según la Ley de Enjuiciamiento Criminal el plazo se debe contar desde el momento en que se acuerda la detención judicial, que decretó el juez Eloy Velasco el pasado miércoles por la tarde y no desde el pasado lunes, cuando fue arrestado por la Guardia Civil.

El hábeas corpus alude al derecho del ciudadano detenido o preso a comparecer inmediata y públicamente ante un juez para que, oyéndolo, resuelva si su arresto fue o no legal, y si debe alzarse o mantenerse.

Granados fue arrestado por la Guardia Civil el pasado lunes y el Instituto Armado disponía por ello de 72 horas para ponerlo a disposición del juez, plazo que acababa ayer por la mañana.

Sin embargo, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco dictó el miércoles por la tarde un escrito por el que daba por transformadas las diligencias de policiales a judiciales, por lo que entonces empezaba a contar otro nuevo plazo de 72 horas de arresto.

La defensa de Granados, que tenía previsto pasar ayer ante el juez, como la de su amigo y socio David Marjaliza, que también pidió el 'habeas corpus' en un juzgado de Colmenar Viejo, considera esta prórroga ilegal.

El juzgado de Majadahonda pidió anoche información a Velasco y el juez le remitió el auto en el que se acuerda la detención judicial y que se notificó personalmente a Granados en las dependencias de la Guardia Civil.

La decisión de la juez de Majadahonda supone que Granados tendrá que acudir por la mañana a la Audiencia Nacional, donde el juez Velasco le tomará declaración por su presunta participación en la trama de corrupción municipal y regional destapada en la Operación Púnica.

Tras abandonar el juzgado de Majadahonda, Granados ha sido conducido en un vehículo al cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas

Velasco manda a prisión al alcalde de Valdemoro y a otros dos imputados

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha dictado prisión incondicional para el alcalde de Valdemoro, José Carlos Boza (PP), y otros dos detenidos en la operación Púnica, así como el ingreso en la cárcel eludible con fianzas de entre 25.000 y 100.000 euros para 8 imputados más.

Las otras dos personas que irán a prisión sin posibilidad de pagar fianza son Ana María Ramírez, secretaria de David Marjaliza, el socio de Francisco Granados, y un empleado de la empresa Cofely, Pedro García Pérez.

Para otros ocho detenidos de los quince que han declarado hoy ante el juez, ha dictado prisión eludible bajo fianzas que van de 25.000 a 100.000 euros, entre ellos el jefe de gabinete del alcalde de Valdemoro, Alfredo Ovejero (25.000), y el concejal de Hacienda de este municipio, José Javier Hernández (60.000).