Programas para que los ahorradores tomen conciencia

Herramientas para saber por qué ahorrar para la pensión

Nuevas herramientas para prever y entender cuánto cobraremos de pensión

Jubilados en Las Palmas
Jubilados en Las Palmas

El patrimonio de los planes de pensiones individuales lleva meses aumentando despacio, pero sin descanso; sin embargo, no parece que los conocimientos que tenemos los españoles sobre el ahorro-previsión sigan una dirección tan positiva.

Según los resultados del último estudio del Instituto Aviva, el 65% de los españoles cree contar con conocimientos suficientes para entender los productos de ahorro; no obstante, admite que desconoce el significado de numerosos conceptos financieros que resultan imprescindibles para hacer una buena planificación financiera y comprender lo que nos puede deparar el futuro.

Tres de cada diez trabajadores no saben cuál es el periodo de cotización mínimo para cobrar la pensión de jubilación

Por ejemplo, el 34,7% de los españoles nunca ha oído hablar del factor de sostenibilidad, y solo dos de cada diez afirman que podrían explicar en qué consiste. El 23,3% de los españoles tampoco sabe si la esperanza de vida afecta a la cuantía de las pensiones públicas y el 8,5% piensa que no afecta. Por su parte, tres de cada diez no saben cuál es el periodo de cotización mínimo necesario para percibir una pensión de jubilación pública.

Ante tanta e importante laguna de conocimiento, los expertos de Aviva han decidido lanzar una nueva herramienta para intentar ilustrar a los jubilados del futuro y ahorradores del presente. Se trata de la guía de planificación financiera, Tu jubilación paso a paso. Entiende. Decide. Planifica, elaborada en colaboración con Analistas Financieros Internacionales (AFI), dirigida al público general y accesible desde su página web.

El objetivo es ser lo más didáctico y claro posible, para que los ahorradores tomemos conciencia de cómo pueden influir en la pensión de jubilación, por ejemplo, diversos hitos en la vida laboral, desde el primer empleo hasta el retiro.

Lo que sí parece que tenemos claro los españoles son nuestras ganas de perder de vista la oficina. A tenor del estudio Preparación para la jubilación 2014, realizado por Aegon, más de la mitad de los españoles confía en dejar de trabajar completamente al alcanzar la edad de jubilación.

En Mercer sostiene que en un entorno en el que la pensión pública de jubilación tiende a disminuir y la esperanza de vida es mayor, “una buena planificación financiera de la jubilación es absolutamente indispensable y debe basarse en información lo más real posible, también para aquellos que cuentan con planes de empleo, es decir, un plan de pensiones en el que las aportaciones las realiza la empresa”.

De ahí su iniciativa de lanzar recientemente un simulador de pensiones para que cada empleado y partícipe de un plan colectivo pueda disponer de una información integral sobre su situación económica tras la jubilación, lo que le ayudará a saber si debe disponer de algún otro complemento privado para sus ingresos futuros.

Envejecer tiene un coste

¿Sabía que estamos a punto de que por primera vez en la historia la población mayor de 65 años supere a la de menos de 5 años? Ante este panorama, varios expertos de las gestoras afiliadas a Natixis Global Asset Management se han planteado cómo va a afectar este envejecimiento en los mercados.

Lo primero que hay que resaltar es que los sistemas de pensiones, tanto públicos como privados, se van a resentir claramente con el abandono de la vida laboral activa de los hombres y mujeres pertenecientes a la generación del baby boom.

Sin embargo, no todo son malas noticias, ya que los expertos consultados ven en la mayor longevidad de las personas una oportunidad para el crecimiento económico de determinados sectores.

Así, según los patrones de gasto de las personas mayores, diferentes a los de los jóvenes, se pueden beneficiar los sectores de ocio y bienes básicos, pero no otros como la construcción o el sector automovilístico, alimentado generalmente por otras generaciones.