Investigación sobre siete operaciones inmobiliarias

Oleguer Pujol, en libertad tras el registro de su domicilio

La Policía Nacional ha detenido hoy a Oleguer Pujol, hijo menor del expresidente catalán Jordi Pujol, y a sus socio Luis Iglesias para facilitar el registro de sus respectivos domicilios en Barcelona y Madrid, tras lo que quedan en libertad en calidad de imputados.

Según ha informado la Fiscalía Anticorrupción en una nota de prensa, las detenciones se han llevado a cabo por agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía mientras se procedía a estos registros porque “la permanencia en dependencias policiales resultaría desproporcionada”.

En total se han practicado siete registros en Madrid, Barcelona, Valencia y Melilla y se ha requerido la entrega de documentación en otras tres sedes sociales, se ha intervenido diferente documentación y archivos informáticos, aunque la operación, que está declarada secreta, sigue abierta.

El Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, del que es titular Santiago Pedraz, ha acordado la práctica de las diligencias de entradas y registros, el requerimiento de documentación y el embargo de cajas de seguridad de los que sean titulares o beneficiarios los imputados.

La Fiscalía Anticorrupción presentó recientemente una denuncia ante Pedraz contra Oleguer Pujol, tras conocer que había admitido parcialmente a trámite la querella presentada por Podemos y Guanyem Barcelona en lo que respecta al hijo menor del expresidente catalán.

Los delitos que inicialmente se denuncian por parte de la Fiscalía son los delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública.

Siete operaciones inmobiliarias bajo lupa

El juez Santiago Pedraz investiga siete operaciones inmobiliarias de Oleguer Pujol, hijo menor del expresidente catalán Jordi Pujol, y en el marco de esta investigación ha ordenado hoy siete registros, dos de ellos en los domicilios de Oleguer y de su socio Luis Iglesias en Barcelona y Madrid, respectivamente.

Entre otras operaciones, el juez pretende aclarar el origen del dinero con el que se adquirieron 1.152 oficinas del Banco Santander por parte de la sociedad Samos Servicios y Gestiones, la adquisición de edificios de Bankia por parte de las sociedades Step Negocios y Ursus Alfa, la compra de un hotel en Canarias y operaciones realizadas entre Longshore y Prisa División Inmobiliaria.

Asimismo investiga operaciones realizadas entre Nueva Melilla Asociados y Tres Forcas Capital, así como la compra de inmuebles en Palma de Mallorca y la adquisición del edificio del Consejo General de la Abogacía por Step Negocios en 2012.

Las sociedades inversoras son propiedad de sociedades no residentes.

Se investiga además ampliaciones de capital entre sociedades (residentes y no residentes), inversiones que no parecen tener financiación suficiente, hipotecas como garantías de prestamos otorgados a personas jurídicas que no parecen ser titulares de los bienes que sirven como garantía.

El juzgado indaga si, mediante las suscripciones y aportaciones de capital y mediante los prestamos llevados a cabo entre residentes y no residentes, se han situado en España fondos procedentes del exterior y viceversa.