Breakingviews

Los tres hombres de Credit Suisse

Tres parecen multitud en la cúpula del banco de inversión Credit Suisse. La firma suiza ha ascendido a Jim Amine y Tim O’Hara junto al codirector Gael de Boissard, añadiendo un nuevo giro a las guerras territoriales típicas cuando grandes secciones de las entidades están a cargo de varios. Pero los movimientos podrían prefigurar una sucesión más importante –la del consejero delegado Brady Dougan–.

Los triunviratos durante el Imperio Romano tendían a terminar en una guerra civil. No hay precedentes en la banca de inversión, aunque Bank of America Merrill Lynch tuvo durante un tiempo tres ejecutivos dirigiendo una división que incluía banca corporativa hace tres años. Pero si dos codirectores puede ser demasiado, tener tres administradores independientes para las tres áreas de la banca de inversión –renta variable, renta fija y asesoramiento– podría causar grandes divisiones.

La clave es si cualquier parte del trío tiene ahora más posibilidades de tomar el relevo de Dougan, quien ha estado en el cargo durante siete años y debería haber dimitido después de que Credit Suisse recibiera una multa de 2.600 millones de dólares (unos 2.037 millones de euros) de los reguladores estadounidenses en mayo. Lo más probable es que sea De Boissard, que ya codirigió la banca de inversión durante un año con Eric Varvel (quien se marcha a Asia). O’Hara gestiona acciones y previamente dirigió la renta fija en Norteamérica, por lo que podría encargarse de ambos negocios si De Boissard asciende.

Dougan ha estado en el cargo siete años y debería haber dimitido tras la multa del regulador de EE UU

Otra interpretación es que Credit Suisse está dividiendo y preparando la banca de inversión como preludio de la designación de un nuevo consejero delegado del negocio en el que se ve un mayor crecimiento –la gestión de patrimonio–. La banca de inversión está perdiendo fuerza: Credit Suisse ya ha dicho que quiere dividir los activos ponderados por riesgo a partes iguales entre las dos divisiones, frente al complicado 60/40 actual a favor de la banca de inversión.

La identidad del sustituto de Dougan debería arrojar luz sobre si la última remodelación está despejando un camino, o simplemente haciendo limpieza.