El peligro no es insignificante asegura la directora gerente del FMI, Christine Lagarde

El riesgo de que la zona euro entre de nuevo en recesión es del 40%, según el FMI

Christine Lagarde, directora del FMI.
Christine Lagarde, directora del FMI.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió hoy de que hay alrededor de un 40 % de posibilidades de que la zona euro vuelva a entrar en recesión.

En su rueda de prensa previa al comienzo de la reunión anual del FMI y el Banco Mundial (BM), Lagarde hizo ese comentario tras rebajar en julio pasado las previsiones para la región a 0,8% en 2014 y 1,3%, tres y dos décimas menos de lo previsto, respectivamente.

“Hemos identificado el riesgo de vuelta a la recesión en la zona euro en torno a un 40%, lo que no es insignificante”, afirmó la directora gerente.

“No quiere decir que vaya a caer, quiere decir que hay un serio riesgo de recesión si no se hace nada”, agregó Lagarde.

El frenazo previsto en la eurozona viene dado por la contracción de la economía italiana (-0,2 %), el exiguo crecimiento de Francia (0,4%) y el debilitamiento de la economía alemana, el gran motor del euro, a un 1,4 % para 2014.

No obstante, la responsable del FMI aseguró que, “si los países toman las medidas adecuadas, y tanto los países con déficit como los que tienen superávit hacen lo que tienen que hacer, es evitable”.

En su informe de cabecera “Perspectivas Económicas Globales”, el organismo internacional instó al Banco Central Europeo (BCE) a continuar con el apoyo monetario.

El documento también anima a los países con superávit, como Alemania, a aumentar sus inversiones públicas y a los que tienen déficit, a aprovechar las baratas condiciones de financiación para adoptar medidas fiscales de estímulo de crecimiento y empleo.

La recuperación global es cada vez más desigual, reiteró Lagarde, y en el grupo de los países avanzados, EE.UU. y el Reino Unido parecen consolidar su salida de la crisis, mientras que los países del euro siguen atascados en una frágil situación económica. EFE