Los datos corregidos suman 46.961 afliliados más y 33.127 parados menos

El empleo crece por encima del 2% por primera vez desde 2007

En lo que va de año la Seguridad Social ha ganado 356.000 afiliados

Los datos del comportamiento del empleo en septiembre han despejado una duda que surgió en agosto. ¿Había vuelto a pinchar el mercado laboral? El fin de los contratos estivales a finales de agosto interrumpió la senda de recuperación continuada de los últimos doce meses. Y todo apuntaba a que este enfriamiento sería pasajero, pero nada era seguro; máxime teniendo en cuenta el enfriamiento de las economías europeas y el posible contagio a la española. Septiembre no ha sido tradicionalmente un buen mes para el empleo por el fin de la temporada de verano, tan importante para la economía española. Sin embargo, los datos del mes pasado hechos públicos hoy por el Ministerio de Empleo indican que la ocupación habría retomado su recuperación.

Así, fue un mes que arrojó varios de esos récord que les gusta destacar a los responsables del Gobierno. La Seguridad Social ganó 12.182 cotizantes respecto a agosto. Se trató, por tanto, del mejor comportamiento de la afiliación en un mes de septiembre desde hace ocho años. Y la primera vez que se crea empleo en septiembre desde 2007, cuando la economía española generó 4.800 puestos de trabajo en dicho mes.

Además, el sistema cuenta con 356.258 cotizantes más que en septiembre de 2013 –cuando perdía 504.358 afiliados al año. Esto situó el crecimiento anual del empleo, medido en términos de Seguridad Social, en el 2,18%, el ritmo más vigoroso desde 2007, justo antes del inicio de la crisis.

Es más, el dato corregido de variaciones del calendario –que refleja más fielmente la tendencia del comportamiento de cualquier indicador– indica que el mes pasado la Seguridad Social ganó 46.962 ocupados más. Y encadena trece meses de aumento de cotizantes, con la citada excepción de agosto. Con todo, la cifra total de afiliados se situó el mes pasado en una media de 16.661.703 trabajadores.

Igualmente, en septiembre volvió a subir el desempleo registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo (SEPE) por segundo mes consecutivo en 19.720 personas hasta sumar un total de 4.447.650 parados inscritos en las listas oficiales.

Este incremento fue el menor registrado en un mes de septiembre desde 2007. De hecho, en los últimos seis años, el paro registrado había aumentado una media de más de 70.000 personas cada mes de septiembre.

En consonancia con esto, el dato corregido de variaciones estacionales, depura los efectos del calendario y reflejó una caída del número de parados registrados de 33.127 respecto a agosto. De esta forma, tanto los datos ajustados de afiliación a la Seguridad Social, como los de paro registrado apuntan a una recuperación del mercado de trabajo que empieza a ser sostenida.

Tiran la vuelta al cole y el campo

¿Qué tipo de empleo es el que tiró del resto en septiembre? El empleo asalariado, con 9.337 afiliados más, fue el que más mejoró, seguido de los autónomos que se incrementaron en 4.358 nuevos cotizantes.

Si bien el Régimen General –al que están afiliados casi ocho de cada diez trabajadores– ganó cotizantes gracias al Sistema Especial Agrario, que sumó 39.130 trabajadores por la campaña de la vendimia fundamentalmente; ya que el resto de sectores donde trabajan los asalariados (incluyendo las empleadas de hogar) perdieron 29.801 afiliados.

Esta caída de asalariados en el Régimen General se produjo porque el fuerte incremento de 54.326 empleos en el sector de la educación –propio del comienzo del curso escolar– y las ganancias de 14.355 y 9.574 afiliados en servicios administrativos e industria, respectivamente, no fueron suficientes para compensar la pérdida de 85.669 puestos de trabajo en la hostelería, el comercio y la sanidad.

Estos datos de afiliación se corresponden con los de desempleados registrados que reflejan que el número de parados cayó en todos los sectores, salvo en los servicios; donde se contabilizaron 41.608 trabajadores en paro más. A estos se unieron 11.302 personas –en su mayoría estudiantes– que se apuntaron a las listas y que nunca han trabajado con anterioridad. Si bien el paro en el sector agrario se redujo en 14.856 personas; en la construcción, en 11.614 y en la industria cayó en otras 6.720.

Empleo y paro, en femenino

Dicho todo esto, en septiembre pasado se produjo un fenómeno que es poco habitual: el empleo creado fue ocupado enteramente por mujeres (en términos netos), a la vez que todas las nuevas desempleadas también fueron mujeres. Así, la Seguridad Social ganó 29.321 nuevas ocupadas el mes pasado y perdió 17.139 afiliados hombres. De forma contraria, las oficinas de empleo vieron incrementar sus listas en 23.787 mujeres, al tiempo que desaparecieron 4.067 hombres de estos registros.

Esto ha podido ocurrir porque la mayoría de las mujeres que encontraron empleo en septiembre no estaban apuntadas en el desempleo por distintos motivos; mientras que la mayoría del aumento del paro registrado estuvo provocado por el fin de la temporada estival en el sector servicios, mayoritariamente femenino.

En cuanto a la contratación, esta se disparó en septiembre un 44% respecto a agosto, con la firma de 1,6 millones de contratos. El 8,4% de este total fueron indefinidos, el mayor porcentaje desde el pasado mes de abril cuando superaron el 9%. Si bien, desde Empleo se destacó especialmente que las medidas de fomento del empleo estable han generado un incremento de los contratos indefinidos del 29,3% en comparación con septiembre de 2013. En este periodo, los temporales crecieron un 16,3% y la contratación en general un 17,3%.