Los escoceses votan su futuro

Escocia dice ‘no’ a la independencia

Cameron: "El debate se ha cerrado durante una generación"

Alta participación, con cerca del 86,1% del electorado

El 'no' a la independencia se impone en el histórico referéndum celebrado ayer en Escocia, cuyos resultados se han conocido esta mañana. La opción de permanecer en el Reino Unido cosechó el 55,3% de los votos frente al 44,7% para los secesionistas, que se quedan con 1,617 millones de votos, frente a los 2,001 millones del 'sí'. Eran necesarios 1,822 millones de votos para ganar. 

El primer ministro británico, David Cameron, compareció en la puerta del 10 de Downing Street. Allí, ha sentenciado que "el debate se ha cerrado durante una generación o para siempre", y que "podría haber intentado bloquear el proceso". "Soy un apasionado de nuestro Reino Unido, pero también soy un apasionado demócrata", ha afirmado. "Hay que afrontar los problemas, no esconderse ante ellos. Fue correcto hacer esta pregunta".

A las siete y media de la mañana Alex Salmond, primer ministro escocés, admitía la derrota, aunque destacó la fortaleza del independentismo en un referéndum donde ha votado el 84% del censo. "Llamo a todos en Escocia a aceptar el deseo democrático del pueblo de Escocia". En su discurso ante sus seguidores, el líder nacionalista ha asegudaro que espera que Londres cumpla rápidamente con sus compromisos de otorgar más autonomía a los escoceses.“Nuestro referéndum fue un proceso acordado y consensuado. Escocia ha decido en este punto que no quiere convertirse en un país independiente y yo acepto ese veredicto”, afirmó. “Llamo a todos en Escocia a hacer lo mismo y aceptar la voluntad democrática del pueblo escocés”, manifestó el líder independentista.

Los mercados están avanzando la victoria del 'no': los futuros en la Bolsa de Londres, la mayor del continente, avanzan con fuerza en el entorno del punto porcentual. La libra, por su parte, se revaloriza frente al euro, y se cambia a 1,27 unidades de la moneda común.

El recuento ofrece datos destacables: Glasgow, la principal ciudad del país, ha votado a favor de la independencia con un 53,5% de los votos. "Enhorabuena a Glasgow", aseguró Salmond, en su cuenta de Twitter. Los datos de la otra gran urbe, Edimburgo, muestran un signo radicalmente ciontrario. Allí, el 'no' ha ganado con el 61% de los votos. En Aberdeen, la tercera gran urbe del país, ha vencido el 'no' con un 58,6%. El 'Sí', de hecho, apenas ha ganado en cuatro distritos.

Alta participación
La cita electoral ha estado marcada por una alta participación, con un 86,1% de los residentes en Escocia llamados a las urnas. En total, se habían registrado 4,3 millones de escoceses para votar, de un total de 5 millones de posibles electores. Cualquier ciudadano de Reino Unido (escocés, inglés, galés o norirlandés) o de la Unión Europea o de la Commonwealth residente en Escocia, mayor de 16 años, podía ejercer su derecho al voto.

Durante la jornada electoral, los líderes principales de la campaña votaron en sus colegios electorales de todo Escocia. El primer ministro escocés, Alex Salmond señaló que todo está “en manos del pueblo de Escocia y no hay lugar más seguro que el pueblo de Escocia que tiene en sus manos su futuro”.

El ex primer ministro laborista Gordon Brown, ciudadano escocés que en los últimos días ha liderado la campaña a favor de la unión , ha advertido contra la separación y ha pedido “una mayor autonomía de poderes en lugar de la separación, (es la opción que) mejor” para los escoceses.